miércoles, noviembre 22, 2006

Cómo Elmo paga sus Cuentas...

Yo generalmente me endeudo hasta el cuello....

A ver, y ustedes se preguntarán ¿Por qué un muñeco tan tierno y eléctrico como yo se endeuda a cada rato? Simple: porque soy eléctrico. En pocas palabras y sin tanto adorno: Cada vez que cobro un billetín, me lo tiro en cosas sin importancia (ropa, comida, pasajes, etc) y en cosas realmente importantes (hoteles, condones, lubricante {para ella, of course}, ropa interior comestible, etc); y llego a fin de mes como Nicky Lauda, quemado hasta en el reverso de la rodilla y sin un mango en el bolsillo con huecos de mi jean de batalla.

Debido a esta situación tan arraigada en mi (quedarme misio como el Chavo del 8 y deberle a las once mil vírgenes el sueldo hasta el año 2045) recurro a un amigo que me salva en cada ocación, como David Hasselhoff en Baywatch: mi amigo "Blackzilla". Obviamente que a estas alturas de la lectura se están preguntando ¿Por qué se llama Blackzilla? Bueno, porque es negro, mide casi 2 metros y tiene un miembro tan grande que podría destruir Tokio con el...


Blackzilla me ha salvado tantas veces del ahorcamiento económico que le quise agradecer tanta deferencia hacia mi persona, y se me ocurrió una forma de agradecimiento de lo más hermosa. Le pase el msn de una amiga mía.

Esta amiga mia, que le pondremos el nombre de "Pili" es simpática, es un cague de la risa, muy buena gente, recontra amiguera y lo más importante de todo: es BISEXUAL. Cuando la conocí, aparte de acostarme con ella repetidas veces, me dijo que quería hacer un trío y que le presentara a una chica; así que le presente a otra amiga mía llamada "La Abeja", la cual me confesó hace mucho tiempo que quería acostarse con una chica para probar (aparte de ya haberse acostado conmigo en varias ocasiones y de formas diversas, en los sitios más inverosímiles). Y me dije a mí mismo:

- "¿Y por qué no las presento a ambas y armamos una jarana de rompe y goza?"

Y las puse en contacto la una con la otra. Desde el primer día hicieron click y se volvieron totalmente inseparables (como uña y mugre o como juez y coima). Luego de haberlas presentado, quedamos en armar un buen trío, pero por cosas del destino yo me peleé con La Abeja el día marcado para el trío y no se pudo. Pero sabía que ese día de todas maneras Pili y La Abeja se iban a juntar y acostarse juntas por primera vez con otro tipo. Yo por mis adentros tiernos me decía a mi mismo (y frente al espejo, que es la mejor manera de conversar con uno mismo) que el pata que les tocara se ganaría una excelente y pendejísima noche.

Bueno, me contó Blackzilla que contactó a Pili y empezaron a gilearse desde el día uno (ya que Pili es muy...amiguera) y quedaron en salir un sábado (el mismo sábado en que se concretó y deshizo mi trío) y él fué a buscarla (a ella) a su casa. Al llegar, Pili estaba con La Abeja y salieron los 3 de parranda: Se fueron a bailar y Pili y La Abeja estaban que se besaban y tocaban delante de todos, y los demás hombres que estaban en la disco estaban que miraban a mi amigo Blackzilla con una cara llena de respeto y envidia verde jade como la del eunuco que ve a un burro en primavera. Se besaban ellas, lo besaban a él, se besaban los 3 en tales apretujos que uno no sabía quien besaba a quién ni quién tocaba en donde al otro.

Salieron de la disco y en el estacionamiento pasaron a unas sesiones de sexo oral entre la palanca de cambios y la guantera que mejor ni cuento, y se fueron disparados al hotel (los 3). Blackzilla me contó al día siguiente (y con lágrimas de felicidad en los ojos) que se metió un trío de padre y señor mío. La pasó bomba inmerso en un remolino de piernas, lenguas, manos, sudor, orgasmos, arañazos, mordeduras y sexo a saco que dejaría cojuda de impresión a la mismísima Mesarina. El pobre quedo tan muerto que al día siguiente se despertó a las 7 de la noche. Y cuando lo llamé para preguntarle como le fué, lo único que me atinó a decir fué:

- "Elmo, eres mi padre y mi madre. Eres Dios!"

Y cortó la llamada. Lo que es yo, estoy felíz por haberle pagado esa deuda de gratitud que le tengo a mi amigo Blackzilla y de paso que me esté agradecido por los siglos de los siglos, amén. Lo malo es que ahora Blackzilla se ha ido de viaje y ya no me puede prestar más dinero.

¿Habrá un alma caritativa que me quiera prestar unos centavitos? Miren que yo pago bien...

martes, noviembre 14, 2006

"CACHETADA A LA ERGONOMIA"

Justo ayer mientras estaba de acompañante en la tienda Saga Falabella de Miraflores, no pudimos evitar en reparar en la siguiente nota curiosa, la cual este colaborador del Rincón les da a conocer:


Sí, es la caja de pago preferencial (la única) que la financiera CMR tiene a disposición de sus clientes. Pero noten el cartelito que tiene en la caja. ¡Todo un ejemplo!

Con él se implica que se da atención preferencial a: mujeres embarazadas, personas mayores, discapacitados y a señoras con niños en brazos. Esto sería perfecto si no es porque la única (sí, la única) forma de llegar hasta allí es esta:

Y efectivamente, la caja se encuentra en un segundo piso, tal como se ven aquí los puestos de atención al público:

Al notar semejante incongruencia, le preguntamos a la amable la señorita que estaba atendiendo la caja al respecto. Sólo pudo encojerse de hombros y decir "ahí está el punto".

Como diría su compatriota Condorito...... PLOP!

(¿O debería ser "Exijo una explicación"?)

miércoles, noviembre 08, 2006

"Reiniciamos Transmisiones"

Aquí, desde el Morro Solar vía el satélite "Panamsat", usando el moderno sistema de "Polarización Circular" y gracias a nuestros nuevos y potentes transmisores "Harris" , El Rincón vuelve a estar online para beneplácito de propios y extraños.

Muy pronto les brindaremos nuestra programación con la fluidez y calidad a la que estamos acostumbrados.

(O sea, esperen cincuenta años más a que aparezca otro artículo).

martes, setiembre 12, 2006

"CORNUTTI"

Este es un correo que me llegó a la oficina el día de hoy. ¿Broma, intento desesperado, auto-humillación?. Quién sabe, pero lo cierto es que está muy divertido.

Send reply to: xxxx@xxx.xxx
From: "POR FAVOR"
Subject: NECESITO SU CONSEJO
Date sent: Tue, 12 Sep 2006 10:28:29 -0700


DERREPENTE NO ME CONOCES
PERO ASI ES MEJOR

YA QUE NECESITO UN CONSEJO DE
UNA PERSONA INEDEPENDIENTE
Y MUY AJENA A MI.

EL CASO ES EL SIGUIENTE : ME HE
ENTERADO QUE MI MUJER ME ESTA

ENGAÑANDO CON SU MEJOR AMIGA,
ES DECIR,
CON OTRA MUJER !!!!!!!!!!!!!!!!!

NO LO CREIA PERO TENGO PRUEBAS
Y FOTOS.

YA HE HABLADO CON MI MUJER Y
ELLA

ME DICE QUE YO TENGO LA CULPA
POR TENER UN PENE CHIQUITO

QUE NO LA SATISFACE

Y PARA COLMO SER IMPOTENTE.

NO SE QUE HACER PORQUE

YO LA AMO!!!

POR FAVOR DIGAME :

SOY CACHUDO????

EN REALIDAD NO LO SE YA QUE NO
ME ENGAÑA CON OTRO HOMBRE

DEBO SEGUIR CON ELLA????

POR FAVOR, ESTO ES SERIO.

ACONSEJEME.

GRACIAS

P.S. : No puse la dirección de correo de origen porque sospecho que si alguien le escribe, su dirección de e-mail terminará en alguna base de datos de SPAM.

--
Herr Hauptmann

jueves, agosto 24, 2006

"LA CAGARON"



Puuuta... la cagan.
Lo que pasa por hacerle caso a los chismes...¿y ahora?

lunes, agosto 07, 2006

"INSTINTO DE CONSERVACIÓN"

Antes de empezar con este relato, quisiera poner el claro que bajo ningún concepto pretendo burlarme, ni mucho menos hacer chacota de los impedimentos con que a algunas personas les tocó nacer, pues, --viendo el asunto en retrospectiva-- tal vez se me pasó un poco la mano. Pero debemos considerar que durante el evento en cuestión, yo contaba con escasos siete años de edad y, la verdad sea dicha, en ese instante sentí que luchaba por mi vida y el instinto de supervivencia nos lleva a realizar actos impensables, tales como asestarle una pedrada en la cabeza al vecino que viene dispuesto a rompernos el alma cuando inocentemente le rompemos una ventana de un pelotazo, o cuando, --atrapados y sin salida-- no tenemos otra opción que reventarle un cohetón en el hocico al perro, también del vecino, que con un entusiasmo atroz pretende darnos una probadita en la pierna.

Me encontraba hoy en el Wong de Dos de Mayo y ví a una niña con el Síndrome de Down. Recordé el post de KAT, que había leído hoy en la mañana, donde menciona que una cajera le dijo a uno de estos chicos "No me fastidies más", seguramente porque, dentro de su inocencia y su afán de demostrar cariño, pueden llegar a ponerse bastante melosos, lo reconozco. También me hizo acordar aquel incidente de los siete años, que paso a relatarles a continuación pues soy enemigo del suspenso.

Recuerdo que era de noche, y --sacando cálculos-- vendría a ser el año 1984. Estaba acompañando a mi viejo --¡que cada día se parece más a mí!-- a hacer una diligencia y me dijo que tenía que ir a la casa de un amigo a recoger unos papeles; no sin antes "advertirme" que el hijo de su amigo era "mongolito", y que por lo tanto, me abstenga de hacer algún comentario cruel --propio de los niños, que dicen la verdad sin tapujos--, reírme, o en fin, cometer algún acto fuera de lugar, que fuera a ofender al niñito a su familia, porque de lo contrario "te saco la mierda por payaso"(como decía mi papá), porque ya me conocían y sabían que de tranquilito no tenía nada. Debo agregar que en aquellos tiempos, vivía en una especie de "Libertad Condicional", donde a la primera de bastos me reventaban el culo a correazos, y me dejaban durmiendo boca-arriba cuatro días, por malcriado.

Así pues, con la correspondiente advertencia, y con la voz cargada de hebillazos, mi viejo procedió a tocar el timbre, y al poco rato salió su amigo; lo saludó; me presentó; y el señor me dijo: "A ver, espérate un ratito que te voy a presentar a mi hijo Jorgito". Contesté con una leve sonrisa, mientras esperaba nervioso la aparición del niñito bajo la atenta mirada de mi papá, que me las tenía juradas. En eso hizo su aparición Jorgito, y... cómo describir aquel energúmeno del tamaño de Frankenstein, y con la misma vestimenta de Pericles, de los Locos Adams. Recuerdo que la presión me bajó a siete, pues de niñito no tenía nada y --en aquel entonces-- la cara del muchacho me asustó y tuvieron que pasarme catorce cuyes para curarme del susto.

El asunto no terminó ahí, pues mi viejo y su amigo pasaron al escritorio para, seguramente, conversar de asuntos de adultos mientras Jorgito me tomaba de la mano y me dijo: "¿Quieres conocer a mi perro?"; Yo, naturalmente, preferí no darle la contra, por miedo a que me desentornille el cráneo con dos dedos, hasta que llegamos a un pasadizo donde, al mismo estilo de las películas de terror, había una puerta y los ladridos del can se podían escuchar con toda claridad. Bueno; ese perro debía tener el tamaño de un caballo, porque, tal vez movido por la voz de su amo, el can comenzó a lanzar bramidos y a azotar la puerta de tal manera que lo que había atrás debía ser --según mi razonamiento de siete años-- Godzilla, El exorcista, o un dragón de tres cabezas sin almorzar. "¡No! ¡ya no quiero conocerlo!" dije, pero Jorgito jalaba con la fuerza de tres tractores y dieciocho Wookies. Cuando me encontraba a escasos cinco pasos de la puerta, no tuve otra opción y --movido por el miedo a que me coman vivo, y quiero que quede claro el motivo-- procedí a darle sin más trámites un lamparazo de bronce en el cerebro, que justamente se hallaba cerca a la puerta.

Ya se imaginarán el despelote que se armó cuando Jorgito gritó "¡Papáaaaaa!", mientras tenía la cabeza como un festival de glóbulos rojos. El papá de Jorgito se lo llevó corriendo a que le pongan los cuarentiséis puntos correspondientes en la testa, mientras mi viejo me sacaba como un bólido de la casa a su carro, y luego, al llegar a casa, y por más que traté de explicar el asunto --desde el otro lado de la puerta de mi cuarto debidamente trancada con la cama-- no me sirvió de nada pues mi viejo había tomado la determinación de romperme el alma, con la correa de sus tiempos de militar, que la tenía guardada para ocasiones especiales como ésta.

Al final, tuve que abrir la puerta donde me zamparon ocho viajes de correa, "constantes y sonantes". Felizmente antes de abrir la puerta me había puesto encima dos calzoncillos extras, un jean y un pantalón de buzo que absorbieron los impactos como si fuera kevlar reforzado. Aunque las cicatrices del alma, al sufrir la incompresión paterna no me las borra ni San Pedro con toda la corte celestial, pues, a veces, no es fácil ser niño, como muchos piensan.

Claro que... seré niño, pero cojudo, ¡Jamás!

jueves, julio 27, 2006

"DESFILE PATRIOTERO"

Hace un montón de años, en la época escolar, yo pertenecía a la gloriosa banda de música del colegio como fórmula para escaparme de los ensayos de marcha, en los cuales estaría condenado a indefectiblemente morir de aburrimiento, de frío o calor (sea el caso), que se hacían en la víspera de las fiestas patrias. Como todo el mundo salía a marchar, los que pertenecíamos a la banda éramos merecedores de un hueveo absoluto durante los ensayos generales, en los cuales nos tomándonos una gaseosa sacándoles pica a nuestros demás compañeros que marchaban interminablemente a paso de ganso por el patio de honor (que de honor no tenía mucho, pero en fin).

Nuestra bien ponderada banda tenía unos instrumentos de antología que serían dignos de un museo, (algunos del año 1929) y teníamos que manternerlos en perfecto estado muchas veces con nuestra plata, ya que al director (el R.P. Cotrina), más le preocupaba participar en "Adecore" que las demás actividades extracurriculares. Por cierto, el último galardón que obtuvo el colegio fue en la década de los '60 y en cada marcha paseaban al ya algo envejecido estandarte con un orgullo digno de un pavo real.


A trumpet


Tras varios meses de ensayos, llegó el gran día. En ese entonces, mi hermano mayor era brigadier de la banda, por lo que a él le tocaba pararse al frente durante la exhibición. Yo estaba al centro, un poco más atrás, en la sección de instrumentos de viento. Por entonces, existía una rivalidad por ser el brigadier (supongo que en ese momento era importante) entre un tipo llamado Lizio N. y mi hermano. Lizio como dé lugar quiso que le pusieran en el sitial de honor, pero sin embargo, mi hermano fue el designado, por tratarse de uno de los más veteranos músicos de la banda (aparte de que él ya estaba en el último año de secundaria). A Lizio lo le quedó otra que refunfuñar como viejita cascarrabias por su mala suerte. Todos estábamos ataviados con el uniforme de la banda: Boinas rojas (algunas con estrellas para jurarnos generales de un ejército inexistente), camisas de manga larga blancas, el pantalón color rata y escarpines blancos cubriendo los zapatos. Salimos todos con nuestro profesor de música a la calle y empezaron los movimientos. En eso, Lizio ya no pudo más consigo mismo y armó una pataleta en la cual finalmente arrojó el instrumento por los aires hasta que impactó pesadamente sobre el pavimento, la pobre e indefensa corneta terminó más aplastada que asiento de gorda. Eso marcó su retiro definitivo de las actividades musicales.

Pasado el incidente, nos movimos durante cuadras y cuadras, entonando ocasionalmente algunas melodías que nos sabíamos de memoria (eran como 9 temas) y marchando a paso marcial, hasta que nos ubicamos en la calle y nos colocamos detrás de un colegio estatal, el 11-no-sé-cuántos. El estado de sus instrumentos era realmente calamitoso: Las cornetas más chancadas que colectivo de la vía expresa, la percusión con su cueros parchados con gutapercha y los platillos rotos o rajados. El único que se salvaba con las justas era el bombo, el cual estaba pintarrajeado con mensajes ilegibles. Cuando nos llegó el turno, nos colocamos a un lado (convenientemente señalizado) y tocamos mientras pasaban los "batallones" de alumnos, algunos marchaban, otros hacían la finta y los profes simplemente caminaban (tengo que anotar que las profesoras estaban firmenente agarradas de su cartera, como si fuera su tabla de salvación). Todos desfilando ante nuestras beneméritas autoridades municipales. Todo muy bien hasta que tocó el turno de retiramos de allí, en un movimiento impecable e irrepetido hasta ahora, hasta colocarnos en nuestra nueva posición, mientras veíamos cómo desfilaban los otros colegios:

Vimos pasar a nuestro eterno rival, aquel que era un colegio del estado pero tenía el apoyo de la gente de la FAP, y los tipos parecían soldados marchando con sus botas militares. Hicieron la finta y pasaron con su banda de instrumentos prestados. Luego pasó un colegio de mujeres que hacían esos extraños malabares con las baquetas, y luego otro colegio que no tuvo mejor idea que mandar a su escolta al ridículo ataviados con fusiles de madera (sí, leyeron bien). "N" horas después, finalmente acabó el desfile, pero fuimos llamados otra vez a pasar por el estrado... ¡después de poco más de dos décadas por fin habíamos ganado otro estandarte por nuestra impecable participación en el desfile!. Además habíamos sido convocados a participar en el concurso de bandas de Lima en la Plaza de la Bandera. Todo sin el apoyo del mequetrefe del director.

Días después, a medida que se acercaba la fecha de la presentación, a nuestro reverendo director no le hizo ni fú ni fá el tema del concurso así que nos denegó el permiso y el apoyo para ir, por considerarlo "un asunto de poca importancia" añadiendo que eso sólo eran nimiedades que no aportaban en nada. Nuestras protestas fueron acalladas con un silencio de cementerio (el de las buenas ideas). Con ello, no hizo otra cosa que matar definitivamente el espíritu de aquella magnífica promoción que no se volvió a repetir jamás.




Ahora Uds. dirán ¿y qué viene todo esto? Pues bueno; con motivos de estas fiestas patrias me acordé del viejo de mierda de Cotrina.Sinceramente no tenía las mínimas ganas de contar esta historia, porque en realidad no es mas que un pretexto para decir:




"¡Gracias Cotrina, viejo hijo de un camión lleno de putas, ojalá te pudras, basura!"

A trumpet

P.S.: Ah, que viva el Perú.

--
Herr Hauptmann

miércoles, julio 12, 2006

"Mente sana en cuerpo sano"

Desde muy pequeño siempre me he sentido atraído por el deporte. Cuando aún estaba en el colegio mis deportes favoritos eran el fútbol y el basket. También eran los favoritos del colegio por que eran los únicos que se practicaban ahí. El culto por el cuerpo y la actividad física no era lo preferido por las monjitas de ese centro educativo, que veían la clase de educación física como un recreo más, en donde los alumnos se dedicaban a rascarse las pelotas – no precisamente las de cuero- como Dios manda. Recuerdo que desde muy niños nos prohibieron el uso de las pelotas oficiales para la practica del fútbol. Como reemplazo nos obligaron a llevar pelotas de trapo. Esas pelotas las tenían que confeccionar nuestras madres, que con todo el dolor de su corazón perderían un juego viejo de medias de nailon. Ahora que lo recuerdo bien, no se por qué un niño llevo una pelota de trapo negra con huequitos que la adornaban. ¿ Su señora madre se dedicaría al oficio más antiguo de la tierra?.
A lo que iba, es que el deporte estaba muy venido a menos en ese local. Siendo un colegio privado – privado de la gloria deportiva – no dábamos pié en bola en los campeonatos escolares. Éramos un desastre. Y así fui creciendo, en todo ese ambiente anti deportivo, en ese circulo en el que jugar un partidito de fulbito era mírame y no me toques. Claro que nunca faltaba el chico prodigioso que hacía maravillas con el balón, ese chico que se deleitaba llevándose a uno, a dos, a tres. Ese que no le pasaba la bola a ninguno para que convirtiera el gol, el mismo era, el hombre orquesta. Al ver esa clase de espectáculos de egoísmo yo también me convertí en un prodigio del deporte, pero de contacto. La mejor forma de quitarle el balón era quitándole primero la pierna. Esa técnica la llegue a perfeccionar mejor en la secundaria. También la practicaba por mi casa. Aquellos partidos si eran de fútbol macho, donde los cholos del mercado te podían seccionar la canilla por dos soles de apuesta.
Con el correr de los años y con el cuerpo curtido de tantas batallas deportivas, ya era un salvaje consumado. El fútbol era mi pasión, pero empezó a brotar desde lo más profundo de mi ser, el deseo de no simplemente sacar del campo a cinco o seis adversarios por partido a causa de múltiples lesiones. Yo quería algo más. Quería aprender a golpear profesionalmente, porque cualquiera golpea, por ejemplo mi tía cuchita golpeaba diariamente a su marido, casi profesionalmente con la sartén. La cosa era golpear con estilo, como en las películas de artes marciales, sin recibir ni un solo golpe, salir limpio de una pelea. Así incursioné en los deportes de contacto. Instintivamente me convertí en uno de los mejores “ Karatecas “ de la escuela. No voy a negar que el deporte era interesante, pero nunca falta un amanerado por ahí que desvirtúa la esencia de las artes marciales y se pone a crear reglas estúpidas que le quita realismo al deporte. Pasados tres años de constante práctica, eso me obligo a decidirme a seguir buscando un mejor arte marcial, un verdadero arte en el que puedas desfogar las preocupaciones del día en la cara de tu oponente, sin ninguna clase de remordimiento.

Hasta que llegó el día en que mi vida cambió. Mi inseparable amigo Lizard me vino con la noticia que existía un arte marcial milenario, en el que todos iban a entrenar encapuchados – no eran terroristas ni ninguna clase de agrupación subversiva-, nos íbamos a convertir en Ninjas. Elmo ya hace algunos años me había venido con ese cuento de que era Ninja y que sus integrantes se trepaban por los arboles y andaban lanzando esas famosas estrellitas a diestra y siniestra, que era una especie de arte marcial en donde se utilizaban muchas clases de técnicas de combate como el Karate, Kung Fu, etc . Por supuesto que no le creí ni media palabra, eso solo era para las películas.
Pero como dijo ese famoso ciego “ ver para creer”, acepté ir con Lizard al sitio donde entrenaban estos famosos personajes. Al llegar, en un escritorio estaba sentada una chica perteneciente a la sociedad, ella me preguntó por que quería entrenar con ellos, parece que era una clase de estrategia para darle un toque misterioso al asunto. Entonces dije lo primero que computó mi cerebro.

“ Porque es todo mezclado pues”

Con esa clase de respuesta en otro lugar me metían una patada con giro en las cuatro letras y me sacaban volando de ahí. Pero parece que le caí bien a la muchacha – Después de que saqué mis cien soles de inscripción-, porque en ese arte marcial parece que tenían el lema de que con la plata baila el mono.
La cosa es que fuimos bienvenidos en el templo de entrenamiento – mejor dicho, un pequeño espacio en una cooperativa- A pesar de que el arte de la meditación era reemplazado por el arte de la sumisión y la rendición del enemigo. Este si era un buen arte marcial. Al fin había visto la luz.

Lamentablemente parece que el ritmo de entrenamiento nos quedo corto, más que todo a Lizard que con un metro noventa y siete centímetros de altura todo lo ve chico. Pero el punto está en que tuvimos que buscar algún tipo de deporte complementario con este arte marcial.
Lo primero que se nos ocurrió fue acercarnos a las instalaciones del Estadio José Díaz, mejor conocido como Estadio Nacional y donde funcionan las distintas Federaciones deportivas.
Nuestro verdadero objetivo era ir a la federación de gimnasia, porque iba acorde con el arte marcial que en esos momentos andábamos aprendiendo. Los saltos mortales y toda esa clase de espectáculos circenses iban de la mano con las estrellas y las espadas.
Pero al estar ahí parados se nos ocurrió ir a conocer las otras federaciones. Ese fue un verdadero paseo por el infierno. Cualquier deportista por el cómodo precio de quince soles podría purgar sus penas fácilmente ahí.
Lo que voy a pasar a relatar no es ficción. Es la cruda y triste realidad deportiva del Perú Campeón.

La Federación de Gimnasia se encuentra mirando a la vía expresa. Luego de pasar la puerta de ingreso tienes que subir hacia el segundo piso. En todo ese trayecto como para que las personas no se aburran hay figuras de lo mas huachafas pintadas en las paredes. La que más me impactó fue la de un dragón chino, que tenía pinta de perro con moquillo.
Al llegar tienes dos puertas, la de la Federación de Gimnasia a la izquierda y a la derecha la de Kung Fu.
Como no queríamos perder tiempo fuimos directo a inscribirnos a nuestras clases de Gimnasia, de paso que veíamos las instalaciones. En general estaban bastante bien implementadas, a excepción de los vestidores que no habían sido refaccionados desde que se inauguró el recinto deportivo.

“Vamos a ver las otras federaciones, para conocer” me sugirió Lizard.

Como la más próxima era la de Kung Fu, que estaba a una puerta de ahí, nos dispusimos a entrar. Para nuestra “buena suerte” estaban en pleno entrenamiento. Al asomarnos por la puerta un extraño campo sobrenatural nos hizo retroceder instantáneamente, pero no era a causa de la energía emanada por el entrenamiento. El espeluznante olor a pécora era insoportable, ¡¡que tal pezuña por Dios!! Ese arte era más Fú que Kung, más “Fó” que “Fú”.

“Pasen, pasen “

El amable instructor nos estaba invitando a ver la clase. Pero como dijo el cojo “patitas para que las quiero” nos arrancamos sin decir media palabra. Bajamos rápidamente las escaleras e inhalamos el “aire puro”, ese aire lleno de smog, que a comparación del aire pezuñento de ahí arriba era más puro que el de las montañas.

Luego de haber estado a punto del desmayo, nos repusimos y caminamos unos cuantos metros para entrar a la Federación de Judo.
Ahí estaban los muchachos, dándose de espaldazos contra el Tatami (un piso blando que disimula los golpes). Ellos si tenían los pies limpios o por lo menos no producían ningún olor raro. El sitio se veía bien humilde, los uniformes estaban como para regalárselos al ropavejero o para usarlos como trapeador. Esa imagen me hizo acordar de que el apoyo del gobierno es casi nulo en el deporte peruano.
Luego de pasar por la Federación de Lucha, que por cierto también estaba más olvidada que la sexta estrofa del himno nacional, fuimos a visitar las instalaciones del la Federación de Boxeo.
Esas instalaciones que vieron desfilar a grandes exponentes del deporte de las narices chatas, donde solos los verdaderos machos aguantaban ese estricto entrenamiento.
Ahí estábamos, esperando a que nos pellizquen para despertarnos de ese sueño, de esa pesadilla.
La imagen era simplemente apocalíptica. Un negrito saltaba soga incansablemente. Salto tras salto se iba blanqueando a causa del polvo que levantaba. Con el torso desnudo que dejaba ver todo su esqueleto y con un pequeño “short” que parecía un taparrabo indio, el negrito era para hacer llorar a cualquiera, estaba para una publicidad en contra de la desnutrición juvenil. Sentados, apoyados contra las paredes estaban otros practicantes. No se si estaban descansando o simplemente agonizaban esperando a que llegue su hora final, solo se limitaban a mirarnos como si fuéramos un pedazo de comida. Al ir ingresando nos dimos cuenta que la bomba de Antimateria había besado ese lugar. El Ring de Box ya no existía, como recuerdo habían dejado las cuerda formando un cuadrado, simulando el cuadrilátero. La “Pera” parecía un Higo por lo desinflada que estaba, las pesas estaban más oxidadas que pene de anciano. Al momento de salir temblando de ahí, unos de los muchachos estiró la mano y nos dijo : “Un sol pé “. Le dimos cinco soles con las lagrimas en los ojos y nos fuimos con la cabeza gacha y rogándole a Dios que por favor se llevara de una vez a esos pobres hombres.

Unos pasos más allá, nos esperaba la Federación de Natación. Unos trescientos pirañas chapoteaban alegres dentro de la verdosa piscina olímpica -no me quiero ni imaginar de que estaba compuesta esa agua- . Era de locos esa imagen.
“La Divina Comedia” de Dante Alighieri se quedó chica con ese Tour infernal que experimentamos ese día. El deporte peruano nos había dado una lección de vida o más bien de muerte.

En conclusión personal, en este país carente de muchas cosas, si quieres mantenerte en forma necesitas tener dinero para ir a un sitio decente a trabajar el cuerpo o simplemente puedes ponerte tu ropa deportiva y salir todas la mañanas a algún parque cercano y practicar tu deporte favorito.

viernes, julio 07, 2006

"TLC PERÚ-ESTADOS UNIDOS"

Hablando del tema del TLC, que de por sí es un tema más complejo que tratar de lamerse el codo, y sobre el cual uno siempre está tratando de cuidarse --como de lo embarazos-- para no salir con el famoso "Domingo siete" y terminar hablando de política, que es uno de esos temas --junto con las hemorroides y los cachudos-- en los que uno no puede dar una opinión sin tocar carnecita con la gente, y terminar peleándose con los idiotas --es decir, los que tienen una opinión distinta a la de uno-- que nunca faltan para agriarle el día al más pintado.

Para tratar de decirlo con palabras simples, hay que tener una deficiencia en el cromosoma 21, --o en buen castellano: ser una buena bestia-- para pensar que el TLC nos va a hundir en un agujero dantesco e infernal, y sobre todo al sector agrario.

Definitivamente yo no cambiaría para nada el sabor de nuestra comida y de nuestros prodúctos agrícolas, por ninguno venido de ninguna parte. Nisiquiera por las Suizas o las Ucranianas que, --según dicen--, todo lo tienen rico. El agricultor va a seguir jodido con o sin TLC, vendiendo una caja de papayas en 50 céntimos, para que luego en el mercado mayorista se venda a 50 céntimos cada papaya. Los que se quejan son los Trinchudos pezuñentos "Rey de la papa" o "Rey del tomate", --y ninguno de ellos es Rey del Jabón, por ejemplo-- que se enriquecen con la necesidad del campesino, obligándolo a terminar trabajando de obrero en la capital, al más puro estilo de Jeremías Ayunque en "Ni con Dios ni con el Diablo", con la diferencia que ninguno se va a acostar con alguna de las hermanitas Cabrera.

A los que no les conviene el TLC son la los mediocres, a las empresas chichas, a los explotadores que se quedan con el billete subpagando a sus trabajadores, y los que quieren todo fácil. Acepto que es difícil competir con los grandazos, pero en un mercado libre y globalizado, --al cual no podemos darle la espalda por un nacionalismo ridículo--, hay que competir con calidad. Esta es la oportunidad más grande del país y todavía se quejan. Tenemos la opción de seguir aumentando nuestros índices de exportación, y aprender el concepto de "error cero" y "calidad total", pero, ¡no pues!, ¡somos peruanos!, "Mucha chaaaamba..."

Personalmente no me interesa que los empresarios chicha o los mediocres se jodan. En este mundo no hay cabida para esa gente. Les recomiendo entrar al sitio web del TLC (busquen pues) y lean el documento "TLC Perú-Estados Unidos: Nociones Clave", que podrán descargar clickeando aquí.

...Síganme los buenos....


-
Lizard King

lunes, julio 03, 2006

"¿Y POR QUÉ EL PERÚ ES UNA MIERDA?"

La pregunta del millón de dólares (o de los 3'250,000 Nuevos Soles, al tipo de cambio).

Desde que nací (via cesarea) y vi la primera luz de este mundo (el foco halógeno de la sala de partos) miré a mis alrededores y me dí cuenta que me jodieron desde el saque. ¡¡¡Había nacido en Perú!!! Ahora, todos dirán, este Elmito ¿por qué odia tanto a su patria? No señores, no es que la odie, es que simplemente la AMO PERO NO PUEDO VIVIR EN ELLA. Pero volviendo al punto, cuando era pequeño y ya me perfilaba en la vida como un perfecto hijo de puta (ya como a los 5 años) le hice la pregunta a mi mamá:

- Mami, ¿por qué este país anda mal?

- Hijo, mejor pregúntale a tu padre....

Lo cual significaba que mi madre no tenia la respuesta, lo cual ya era traumatizante de por sí, ya que las madres "lo saben todo" y no me podía explicar el por qué ella no sabía esa respuesta.

Y un día que ví a mi padre sin nada que hacer (era el gobierno de Alan, así que ese día llegó a las horas nomas) le hice la pregunta:

- Papi, ¿por qué este país anda mal?

- ¡¡La culpa de todo la tiene el gobierno conchasumadre!!

Lo cual lo tomé como dogma, el gobierno tenía la culpa de todo. Y con los años fuí creciendo (no mucho en realidad, ya que soy chatito) y empezé a dudar de las palabras de mi padre. No por los gobiernos (porque en realidad, TODOS los gobiernos eran conchasusmadres), sino porque me dí cuenta que existían otros factores mucho más poderosos para tomar en cuenta. Me explico: Me dí cuenta que NOSOTROS elegimos a esos gobiernos. Entonces empezé a cavilar sobre el tema y llegué a la siguiente conclusión:

¡¡ESTAMOS COMO LA MIERDA POR COJUDOS!!

Y cada día que pasa, mi tesis se vuelve verdad universal. Ya que veo la televisión y me lleno de la más profunda indignación y asco al ver a mis compatriotas haciendo el ridículo y humillándose ante camaras por 50 nuevos soles miserables (ejemplo tomado del famoso programa "¡Vamos a lamer las axilas de un marrón por 50 lucas!" de Laura Bozzo).

¿A qué viene todo esto? Bueno, la semana pasada el congreso de mi país (sí, esa sarta de vividores chupasangre) aprobó por 56 votos a favor y 16 en contra (se nota que muchos no fueron a trabajar, para variar) el Tratado de Libre Comercio con USA. No vengo aquí a discutir si ese tratado es bueno o no, lo que vengo a discutir es la estupidez peruana, y me explico nuevamente: Al aprobarse este TLC, el candidato de la oposición (el marrón homicida de Ollanta Humala) organizó una marcha en contra del TLC. Hasta ahí todo OK. La cuestión es que un reportero de TV se acerca a la gente (a los marrones) y ellos gritaban (los marrones) cosas como "Abajo el TLC", "El TLC es el diablo", etc.. Entonces el reportero se acercó a una señora y le pregunto:

- Usted, ¿está en contra del TLC?

- Si, porque el TLC es malo para los pueblos.

- Y señora, ¿qué es el TLC?

- Uyyy, no sé....

El reportero se dió el trabajo de preguntarle a 6 personas más y las 6 no sabían qué diablos era el TLC, pero aún asi seguían gritando como locos para tirar el TLC abajo.... osea, la cojudez sublimizada.

Y esto ocurre con TODO TEMA DE INTERÉS NACIONAL, por tanto: cada vez que mis compatriotas tienen que votar, lo hacen porque alguien les dijo algo o porque el candidato "le gusta". Jamás se ponen a averiguar de qué chucha está hablando este o tal candidato, tampoco leen el plan de gobierno que propone y en muchos casos no saben ni quién es quién (esto sucede con frecuencia en la sierra de mi país, donde los pobres serranos estan en la ignorancia total).

Señores; ¡la ignorancia y la ociosidad mental nos está costando el país! Porque cada voto desinformado es un voto perdido (y una metida de dedo más). Invirtamos en educación, hagamos escuelas, ¡exijamos un nivel educativo mas alto! Un pueblo educado es un pueblo con poder de decisión y ambiciones, un pueblo fuerte y con valores morales férreos.

Hagamos patria: eduquémonos todos.. ¡¡y mandemos a todos estos candidatos conchasusmadres a cagar!!!

miércoles, junio 14, 2006

"ALDINHO DO PERU"

Hace algunos años, cuando vivía en Montréal conocí a Aldinho. Buena gente el tipo, alegre y casado, y su mujer trabajaba en el Consulado Peruano de Montréal.

Siendo él casado con una mujer con puesto diplomático, no podía trabajar, así que se tomó un "Sabático" de cuatro años, que es, a su vez, el mismo tiempo que tengo yo trabajando en mi actual puesto, y curiosamente también lo considero una especie de sabático forzado; que no es tan malo después de todo, ya que entre películas, lectura de novelas, juegos y una que otra actividad laboral, las ocho horas se van volando.

Pero volviendo al tema de Aldinho, que es de quien vengo a contarles, con bastante nostalgia por cierto, pues al recordarlo algunas lágrimas (de risa) afloran en mis ojos.

Cada vez que lo veía andaba en algo nuevo para matar el aburrimiento, hasta que su mujer compró una computadora y el tipo comenzó a bajar música como loco desde el Napster, a tal punto que decidió ganarse unos billetitos adoptando el nombre de "DJ ALDINHO DO PERU" (Nótese que enfatiza el hecho de ser peruano, pero en portugués) cosa que me pareció lo más atorrante del mundo, pero que a la comunidad peruana de Montréal no le pareció tanto pues empezó a ser invitado a animar las actividades más conocidas, como el día de la canción criolla, 28 de julio y demás perlas.

Por supuesto que yo no asistí a ninguna de esas pacharacadas, donde la gente se ponía la bandera de bata, y lloraba a moco tendido con temas del Zambo Cavero, donde DJ Aldinho se convirtió en la leyenda viva, amenizando las reuniones con música pirata.

El problema vino cuando a la mujer se le terminó el contrato en el cuerpo diplomático y, luego de cuatro largos años, tuvieron que regresar a Lima. Hicieron de todo; trataron de sacar la residencia a como de lugar, hablaron con el Cónsul, trataron de usar el status de diplomática de Luisa como influencia, pero nada; el gobierno canadiense simplemente les dijo que no, pues, como es lógico, cuántos diplomáticos del consulado habían querido quedarse luego de vivir por años ahí, y es imposible que todos se queden.

Fué entonces cuando el oscuro capítulo en la vida de la pareja comenzó, pues en un acto de desesperación, su mujer falsificó la firma del Cónsul peruano en una carta dirigida a la Oficina de Inmigración Canadiense, con el fin de interceder para que les otorguen la residencia. Tan confiados estaban de tener un resultado favorable, que su esposa quedó embarazada con el fin de que su primogénito nazca con mejores perspectivas de vida.

Lamentablemente les descubrieron toda la cochinada y los regresaron de una patada a Lima, con el agravante de que la mujer perdió toda posibilidad de recuperar su trabajo o de conseguir alguno en la rama diplomática, con una mancha de tal tamaño en su expediente que parecía que le hubiera cagado encima un elefante.

Ahora Aldinho, aunque no es la sensación como antes, vende unas salchipapas en Lince que no están tan mal. Cada vez que lo veo con su carrito sanguchero, me hace acordar el otro carrito que manejaba... un Saturn del año. En Montréal.

Así es la vida pues....



lunes, junio 12, 2006

"ME LLEGAN AL EVO"

Tras una prolongada cura de silencio, con esto del tema electoral, y con toda la espectativa de quedarnos en Lima o hacer maletas y mandarnos mudar en el primer avión a la Cochinchina (donde tan mal no se debe vivir con tanta gente que se ha ido para allá) si salía electo Hugo Chávez, (porque Ollanta no era el que postulaba)ya estamos de vuelta después de muchas lunas.

Pero ahora que todo el Perú puede respirar más tranquilo, (con excepción de los asmáticos) no puedo menos que sentirme satisfecho al saber que aún la gente pensante supera numéricamente a los marrones en este país. Tampoco quiere decir que piense de manera cerrada y que no respete la libre elección de la población, pero eso se aplica cuando las opciones son razonablemente equitativas, no cuando tienes por candidato a una BESTIA como Ollanta, que es capaz de terminar de mandarnos al hoyo.

¿Es que acaso la ignorancia no conoce límites?, digo yo...

Lo que más me gustó del día Domingo fué verle la cara de perdedor al atorrante de Humala y su mujer. Gracias a Dios que salimos bien librados de todo esto. Tampoco digo que Alan sea la mejor opción pero creo que tenemos que darle todo el apoyo. Para eso lo elegimos.

Y para los que todavía tienen dudas, les dejo este videito para que se den una idea de la que nos hemos salvado..

viernes, abril 28, 2006

¡¡¡A BOTAR!!!

viernes, abril 21, 2006

"SENTIMIENTO NACIONALISTA"

Pasados estos días de recogimiento y reflexión, también conocidos como "Semana Santa", y luego del evento electoral, me integro nuevamente a la blogósfera.

Maldita suerte la mía que me tocó ser miembro de mesa; o mejor dicho, fuí Primer Suplente, y en vista que el presidente de mesa no se presentó, pasé automáticamente a tomar el puesto del mencionado miserable. Gracias a Dios me tocó ser miembro en mi colegio, lugar donde atesoro los más cálidos recuerdos de mi infancia, donde conocí a mis mejores amigos, que son como mis hermanos hasta el día de hoy, y de donde me botaron inevitablemente como a un perro sarnoso por malcriado.

Ahora, a lo que iba...

No seré Bolognesi ni Grau, ni Alfonso Ugarte, (que aunque nos duela admitir, lo más probable es que lo hayan aventado del morro de una patada, porque ningún caballo es tan idiota para tirarse por su propia voluntad) pero de todas maneras voy a tratar de gestionarme un nicho en la Cripta de los Héroes, ya que tengo el orgullo nacionalista de haberme bajado siete votos de infeliz de Humala durante el escrutinio, pasándolos a las filas de los votos nulos.

Yo me resisto a permitir que los brutos y los acomplejados de los pezuñentos Humalistas manden a mi país por el water, solo porque un cachaco huachafo les promete atrocidad y media.

Para todos aquellos peruanos que quieran conocer cómo se hace eso, pasaré a describir el procedimiento:

1. Ser peruano, Presidente de Mesa, y tener los cojones bien puestos y listos para hacer patria sin mariconadas ni remilgos.

2. Valiéndonos de nuestra condición de Presidente de Mesa, al término de las votaciones, indicaremos de forma cortés pero autoritaria al Secretario y Tercer Miembro, que seremos nosotros quienes abriremos el ánfora y las cédulas mientras ellos firman las actas "para ir ganando tiempo"

3. Aprovechando que los otros miembros se encuentran distraídos, tomaremos el lapicero oficial de la ONPE (puede ser cualquier lapicero, pero haremos esto para darle el toque irónico a la cosa) y rayaremos los votos Humalistas hasta invalidarlos por completo.

4. Mientras los miembros continúan firmando, marcaremos el candidato de nuestra preferencia en todos los votos en blanco que vayamos encontrando en el camino. Mientras no sea Humala, por supuesto, ni Alan, si Dios quiere.

5. Contaremos los votos junto con los otros miembros, a fin de pasar los números correctos a las actas (es decir, los números que nos convienen) y de evitar que los demás nos hagan exactamente la misma cagada que acabamos de hacer nosotros.

6. Con la conciencia satisfecha y el orgullo hinchado como un globo aerostático, pediremos permiso para retirarnos al baño y borrarnos del mapa, dejando a los otros miembros la tarea de quedarse hasta más tarde y entregar las actas, cédulas y material de mesa al personal de la ONPE, no sin antes, por supuesto, llevarnos los stickers tridimensionales que están cotizadísimos, ya que hoy en día, hasta el más modesto centavito nos sirve.


Así que ya saben, todos los peruanos pensantes y verdaderos nacionalistas, deberán seguir las indicaciones arriba descritas, y no tendremos nada que temer. Yo sé que todo esto no es del agrado de muchos, pero en fin, como dijo el Verdugo: "No se puede ser amigo de todo el mundo"; Lo que es yo, tengo como meta mínimo veinte votos Humalistas tirados por tierra.

Viva la democracia y Viva el Perú.


martes, abril 18, 2006

"EL NOMBRE MÁS MARRÓN"

En el Perú y en muchas partes de latino América es muy común toparse con alguna persona que fue odiada por sus progenitores desde el primer día en que nació y le desgraciaron la vida plantándole un nombre que no encaja para nada con su cara o su apellido.

A que me refiero con esto? Se supone que los padres están en el derecho adquirido desde el primer día en que placenteramente pensaron – o no pensaron depende de la calentura—en traer un hijo al mundo y como un hijo necesita un nombre empiezan a buscar el mejor del mundo con todo tipo de referencias posibles. Parientes, actores, personajes bíblicos, delincuentes famosos ( o políticos famosos) etc . Se basan en lo que miércoles sea, -“CLODOALDO” como mi abuelo - dice la esposa. Y para que no siga jodiendo la bruja de tu mujer buscas la salida mas diplomática -OK, pero le ponemos “ PASCUAL” como segundo nombre-. En ese momento el no nato ya está maldito, generación tras generación lo recordarán como CLODOALDO PASCUAL, apellidado MAITA PAICO.

CLODOALDO PASCUAL MAITA PAICO, buena combinación no?

Los nombres extranjeros con la pronunciación autóctona son pan de cada día, por ejemplo tenemos a los famosísimos, EL PITER, EL PAUL, LA LEIDI, EL YORSHE, EL YAN, LA ANGI, EL o LA CHARLI, EL DUGLAS, EL ROGER. Y la lista es infinita.
Por favor padres, no se dejen llevar por sus emociones, primero piensen en si su apellido es acorde al nombre y si quieren le chantan un TUCAC AMARU INCA SEGUNDO -- Cualquiera de esos 4 nombres funcionan perfectamente como nombres o apellidos--- o un JEAN PAUL PHILIPS MORROE . Pongo el ejemplo de JEAN, por que huachafos existen en todos los continentes, sin ningún tipo de distinción. La tía de mi amigo el aclamadísimo Gallo Cavacho, se casó con un Frances, que le gusto tanto, pero tanto la cultura Inca que a su primer hijo se zampo el nombre de INCA SEPTI. No digo el apellido por no herir susceptibilidades y aparte el apellido se transmite de generación en generación, nadie lo escoge.

¡¡Ala mierda!! – como dijo la mosca—quien dijo que la guía telefónica es aburrida?? Se las recomiendo para que empiecen el día de buen humor.

Acá les dejo una pequeña lista de los nombres más impactantes que he podido encontrar ( son verdaderos, están en la guía)

- CROSOLOGO
- PEGGY
- GROVER
- MODESTO
- FORTUNATA
- NEVERDO
- TRODOMIRO
- ZÓCIMIO
- NEPOMUSNIA
- ROXINA
- TEODORÍCO
- YOLA
- ENOCH
- PRIMITIVO
- PRIMITIVA
- RONAL
- AQUILES
- ABDEMIO
- APOLONIA
- RUPERTA
- ANACLETA
- TEODOTA
- CLEODESBINDA
- CLEOFE
- DIXON
- ERMENEGILDA
- ESTALINA
- GUALBERTO
- HONORATO
- MAFALDA
- LEOCADIA
- TIBURCIA
- WALKER
- NEMESIO
- ROOSVELTH


Si tienen algún conocimiento de este tipo de personas, que se deleitan poniéndole a sus hijos esos nombres que no les gustan ni a ellos mismos, por favor denúncielos a la dependencia policial más cercana. ¡ELLOS SE LO AGRADECERÁN!

viernes, abril 07, 2006

"NADIE LE ROMPE LA MANO, PERO YO LE ROMPERÍA EL ORTO A PATADAS"

Realmente yo no quería pronunciarme en estos asuntos electorales porque, junto con el tema de las hemorroides y la religión, es una de las discusiones que nunca tendrán fin.

Pero no deja de llamarme la atención la publicidad del señor Lucho Galarreta, el famosísimo "A mí nadie me rompe la mano"

Si consideramos que eso, en su caso, es imposible porque YA están rotas, (de fábrica) o en todo caso no hay nada que romper, excepto un par de garfios que, me imagino, deben ser incomodísimos a la hora de ir a orinar, o hacer el amor sin dejar hecha hilachas a la desventurada que se le cruce en el camino. Claro; habrán quienes digan que para acostarse con una mujer, el tipo obviamente se sacará los garfios, pero el simple hecho de imaginarse al tipo, desnudo, y con un par de alas de pollo por extremidades, es algo que supera la más alucinante de las imaginaciones.

y ni qué decir de cómo hará para limpiarse luego de que la digestión salió de la recta final.

Pero muy al margen de todo esto, me parece increíblemente siniestro y huachafo valerse de alguna discapacidad para hacerse de algunos votos y así poder ir a cobrar gratis al Congreso todos los meses. Podrá ser todo lo preparado que quiera, pero al final eso de "nunca he querido que me traten como un discapacitado" y una bacinica perforada vienen a ser exactamente lo mismo, porque de lo contrario no usaría ese slogan tan ridículo.

Además, yo no confío así nomás en un tipo que nisiquiera puede hacerse el nudo de la corbata.

¡Felices elecciones a todos!

martes, abril 04, 2006

"VIAJE ELECTORERO"

Últimamente estoy en plan de ahorro –por no decir que estoy más misio que restaurant de mercado— así que el Sábado al medio día, aproveché para meterme un viajecito desde mi centro penitenciario, o trabajo, como quieran llamarlo (Ubicado en Santa Anita) con dirección a Miraflores.

Tomé una CÚSTER ( hermana mayor de la combi) que estaba felizmente vacía y me senté en la parte de atrás. Cuando estuve por la Avenida Javier prado me dí con la sorpresa de que estaba rodeado de puros carteles electorales, de todos los colores y tamaños. Con candidatos que no los conoce ni su familia y cada uno con una sonrisa estúpida que dejarían sin empleo a cualquier payaso de carpa marginal. Uno tras otro se iban presentando frente a mis ojos, uno, dos, tres... veinte, a la mierda en un par de cuadras conté veinte , cuando pensé que ya nada podía ser peor llego al ovalo de la universidad de lima. ¡¡ALA MIERDA!! Casi se me para el bobo. Fácil en ese óvalo deben haber unos cuarenta carteles bien distribuidos.

- ¡¡QUE GENTE VA A GOBERNAR EL PAIS CARAJO!!- Pensé

Un "¡¡SUBE, SUBE,!! ¡¡ LARCO, PARDO...!!" me hizo mirar fijamente al cobrador y reflexionar sobre nuestra realidad nacional.

- ¡¡Fácil esta bestia de mierda se manda para congresista para el próximo gobierno!!

Pero creo que nos puede convenir en algo que gente así gobierne el país, porque un político hecho y derecho, profesional en los hurtos con guante blanco, con estudios en el extranjero, está capacitado para robar por cinco años en cantidades inimaginables para la mente humana. En cambio un simple hijo de vecino -El vecino de su mamá- que se lanza al ruedo electorero con la simple intención de ganar alguito más que robar a mano armada, se contentaría mediocremente. En varios cartelones ví a varios que podían cumplir los requisitos de un perfecto cobrador de combi.

El camino era largo y aburrido, así que me dediqué a deleitarme con las carnosidades del sexo opuesto para hacer más ameno el viaje. En el paradero de la Avenida San Luis, ví a un pelucón zarrapastroso, cochino y pastrulón a más no poder, con su enamorada apretadita, limpiecita y bañadita -toda una antítesis del amor eran esos dos- la chica se despide del Asqueroso ese y se dispone a subir a la combi, tras la mirada penetrante del cobrador. La chica pasó a mi costado y se sentó atrás mío.

-¡¡ Por ti si voto, mamita!!- Dije mirándole el ortopédico. (el zapato)

El calor se hacia insoportable. Una tía sentada delante de mí, emanaba unos gases tóxicos vomitivos, sus alas se levantaban solas y encima la tía por joder levanta un poquito los glúteos y se mete un pedorro silencioso que casi lo duerme al chofer. Y yo seguía viendo más y más carteles. ¡Marca la Olla!

A la altura de la Avenida Aviación se sube una tía que vende caramelos hace años ahí.

"¡¡Señores y Señoras, damas y caballeros!! Con el debido respeto que se merecen.... tengo una hija enferma que necesita medicinas...." (Si juan, esa historia la vienes diciendo 10 años atras)

Bueno, tengo mi corazoncito y le compré un par de caramelos para endulzar el camino. Cuando me disponía a abrir el primer caramelo se sube un descendiente de Toledo o de Ollanta, para tocarnos un Cóndor Pasa. Al terminaro pasó pidiendo una humilde colaboración, ni lo miré al desgraciado, porque me había estado tocando por cinco minutos a quince centímetros de la oreja izquierda.

- "¡¿Choche ya acabaste?!"
- "Si"

Ni bien acabo de pronunciar la “i” el cobrador ya lo estaba aventando del pescuezo directo al asfalto.

-"¡¡APRENDE A TOCAR MIERDA!!"- muy sabias palabras.

Como el camino se me hacia interminable empiezo a pestañear y escucho en la parte posterior unos “CLIC!, CLIC!” ese sonido característico del cortauñas. Volteo y veo que la chica estaba de los más contenta cortándose las uñas de las manos.

- "¡Nadie es perfecto!"- Pensé

El viaje fue transcurriendo entre carteles, potos, carteles, senos, combis, carteles, clics, carteles, carteles y más carteles.

Cuando estaba con el pajarito diciendo cucú, giro un poquito la cabeza para deleitarme con la hermosura de esa mamita rica y me doy un narizazo contra la realidad.
¡¡Se estaba cortando las uñas de los pies!! La sucia de mierda. Una uñita me impacto en la frente, a otra tía que estaba delante de ella le quedó colgando una en el pelo. Se ve que el manual de normas de urbanidad solo lo usa para limpiarse el poto.

Lourdes, Ollanta, Alan, Paniagua, Peter, Keiko, AF.

Traté de olvidarme el incidente de las uñas pensando en quien iba a votar mientras seguía mirando carteles. Los clics ya no se escuchaban y ya tenia que bajar, así que pensé llevarme un buen recuerdo de esa hermosura. Cuando volteo a verla para decirle algún piropo, y LA MIERDA SE ESTABA ESCARBANDO LAS UÑAS DE LOS PIES SACÁNDOSE LA MUGRE.

-"¡COCHINA DE MIERDA!"- Le dije mirándole las patas.

Y me bajé en el paradero que venía.

Me quedaron algunas reflexiones de ese viajecito.

Con tremenda ensalada electorera, decidí no votar por nadie, los políticos son unos sucios de mierda y algunas chicas ricas también.
"¡LO JURO POR DIOS Y POR LA PLATA!"

martes, marzo 28, 2006

"EL PERFECTO MARRÓN"

¿Cómo definir al "Perfecto Marrón"? Marrones hay en todos lados y se ven en todas partes, cuando uno sube a la combi, cuando uno camina por la calle, cuando uno paga sus impuestos (lo cual de por sí es marronísimo). Pero la mayoría de especímenes que caen en la tabulación de nuestro adjetivo calificativo preferido de este blog no son perfectos. Me explico: mucha gente tendrá poco de marrón, serán marrón a medias, tendrán mucho de marrón o serán marrónes hasta la médula y desde el saque (osea, desde que nacieron); pero lo que es el perfecto marrón, pocas veces se encuentra...

Hace poco, mi socio de negocios me narró la historia de un pata suyo, que vive en Trujillo. Un tipo de unos 30 años, hijo de mamá (y posiblemente con paternidad dudosa), sin trabajo y sin futuro (como la mayoría de marrones); bueno, este pata era una desgracia de ser humano, con suficientes méritos como para que alguien le ponga un balazo en la oreja y termine con su miseria. Un día se dió cuenta que si se moría su mamá, lo único que iba a heredar de su progenitora eran 20 uñas para rascarse las pulgas, así que decidió hacer algo por la vida para asegurar su futuro: Se convirtió en brichero virtual.

¿Y en qué consiste este fabuloso trabajo? En nada más ni nada menos que en gilear extranjeras por el chat. Y empezó un día metiendose a los chats de Polonia a buscar gringas (para los marrones, toda extranjera es gringa, así haya nacido en Bielorusia). Después de 45 intentos fallidos (en donde las gringas lo mandaban a la mierda en inglés y el se arrochaba en todos los idiomas) consiguió interesar a una chica de Polonia. La chica era una belleza (rubia, ojos azules, piel de melocoton, cuerpo de diosa, etc..), así que decidió que ahí la hacía y a mejorar la raza se ha dicho.

3 años chateo con la gringa, 3 años la enamoró, 3 años la sedujo y la gringa cayó. Ella se enamoró perdidamente de él y se juraron amor eterno entre cabinas y webcams. Personalmente, creo que las gringas les meten el cuento a los marrones de casarse con ellos y una vez que se van del país, los matan y los venden al primer museo jurando al curador que lo que le están vendiendo es el "Señor de Sipán", pero en fin...

La cuestión es que al cabo de 3 años, el pata la pidió en matrimonio (vía webcam, de lo más romántico) y la gringa aceptó. Ella le pidió que fuera a Polonia para conocer a su familia y casarse, pero el tipo estaba tan misio que solo atinaba a limpiarse el culo con césped, ya que no le alcanzaba ni para el PH.

Pidió prestado a medio mundo y se endeudó hasta el año 2027, y consiguió los 5000 dólares (americanos) que necesitaba para los pasajes y trámites diversos (su familia financió la mayor parte del dinero, como pudieron) y viajó felíz con rumbo al sueño de la "gringa propia".

Cuando llegó allá, la gringa lo recibió con los brazos abiertos (y dicen por ahí que con las piernas abiertas también) y le presentaron a los padres de la chica. Pero hubo un inconveniente: por motivos de papeleo no pudieron casarse en Polonia, y su visa sólo tenía vigencia para un mes. Al saber esto la familia del tipo, le encominaron (le ordenaron a gritos) que se quedara de ilegal y que no vuelva (y que mande plata, obviamente), pero el tipo se negó, ya que si se quedaba de ilegal iba a hacerle problemas a los familiares de la chica que actuaron como sponsors para su viaje (con intervención del cónsul y todo).

Así que pasado el mes (en el que fué el marrón más felíz del mundo) partió de Polonia con las maletas en la mano y la esperanza de regresar a los 3 meses para poder casarse con su gringuita.

Y al llegar a Perú se estrelló con la cruda realidad: Los acreedores fueron contra la familia y les sacaron hasta el último centavo, de manera tal que la familia tuvo que mudarse a una de las zonas más peligrosas de Trujillo (por lo barata) para poder subsistir y cambiaron de menú, comiendo todos los días el famosísimo "Arroz a la Cubana".

Ni bien llegó, la familia se lo comió vivo (no literalmente, aunque se morían de hambre) y lo que hicieron fué darle una puteada del carajo por estúpido. A la familia no le gustó para nada que su inversión (si, los marrones tratan a sus hijos como inversiones estúpidas) se fuera al tacho y que el nene se regresara a Perú; y sin un mango.

El los trato de tranquilizar diciéndoles que en 3 meses regresaba a Polonia para casarse con la chica, a lo que sus padres respondieron:

- "So pedazo de estúpido, ¿Cómo mierda vas a regresar a Polonia, si no hay plata ni para tomar una combi?"

- "Pero mamá, ella me va a pagar el pasaje..."

- "Si ella no te lo pagó la primera vez, ¿Cómo chucha crees que te lo va a pagar la segunda?"

Y efectivamente, la gringa le dijo que no tenía y que él tenía que pagarse también su segundo pasaje....

Tanto lo jodió su familia al tipo ("Eres un animal de mierda", "¿Para eso nos hiciste gastar 5000 dólares?", "Basura", etc..) que el tipo entró en depresión profunda y no quiso saber "nada con nadie". El pata inclusive se desapareció del chat y la gringa se preocupó (ya que no sabía nada de su autóctono amado y pensaba que le había ocurrido un accidente) y lo llamó a su casa. El tipo la mandó a la mierda y le increpó a la chica el porque le había hecho gastar su plata así y que se la devuelva (sí, el muy imbécil le pidió a la chica que le devuelva los 5000 dólares que él invirtió para ir a Polonia). Obviamente la chica lo mandó a la mierda y el pata se quedó misio y más cagado, ya que podía haber tratado de conseguir los otros 5000 dólares como sea y casarse con ella; pero quemó su último barco.

Tan mal trató a su gringa ese día por el teléfono que ella decidió olvidarse de él. A mi socio la chica le contó por messenger que inclusive le había encontrado un trabajo en una compañía en Polonia, con un sueldo asegurado de 4000 dólares mensuales; pero ya no importaba, porque ella se dió cuenta que el no la amaba y que sólo la estaba utilizando. También le confesó a mi socio que al parecer, ella estaba embarazada del tipo este, y que si lo estaba no iba a abortar, sino que iba a tener el bebé y lo iba a criar sola, sin que el se entere de si lo tuvo o no.

Y él se quedó sólo, sin su gringa, sin un puto cobre en el bolsillo, con deudas estratosféricas y con su familia (que lo insulta en cada oportunidad).

Este tipo señores, es el perfecto marrón...

lunes, marzo 27, 2006

SUPER COMPETENCIA MARRÓN

Hace unos días atrás, llegó a mis manos el video de "Vale Todo Peruano", en el cual realmente vale de todo, es decir, nisiquiera el "Ultimate Fighting Championship" o el conocidísmo "Pride" tienen tanta libertad de técnicas.

Claro, si consideramos técnica agarrar a patadas en el suelo al oponente --con "Chancabuques"-- arañar, jalar el pelo, meter cachetadones, agarrar a correazos, y que la concurrencia tenga carta blanca de meterse en la pelea y pegarle al peleador que no le cae bien, y en fin, un sin número de detalles que hacen de este video de lo más entretenido.

La primera parte es una especie de combate a chicote limpio, que supuestamente tiene cientos de años de tradición, lo cual, según considero, encierra la respuesta al enigma de por qué los choros, cuando se ven cercados y sin salida, se sacan la correa y empiezan a esgrimirla por los aires, al estilo Indiana Jones. Lo que se hereda no se hurta, por eso dicen.




La segunda parte es otra tradición, que se festeja en las fiestas navideñas, "con motivo del nacimiento del niño Jesús", y, para demostrar el amor, la unión y camaradería reinante en el pueblo, no encontraron nada mejor que agarrarse a patadas borrachos, y romperse el alma entre todos los mamanis.




Realmente es como para no perdérselo, sobretodo para los fanáticos de las peleas. Aquí es donde realmente nos podemos dar cuenta de la clase de bestias que tenemos en las provincias, que aparte de no saber pelear, no encontraron mejor pasatiempo que agarrarse a trompadas en navidad. Después se quejan de por qué se sienten marginados.

"LOS MEJORES VIDEO DE PELEAS, FULL GUERRA PERUANA. TOMA QUE TOMA..."

martes, febrero 28, 2006

"CÓMO TRATAR AL EX".

El otro día recordaba cómo solucioné el problema con el ex de mi entonces enamorada de un modo algo particular.

Una noche de sábado, nosotros salíamos de una discoteca. Fue entonces que parado en la puerta esaba el ex de Jen, mi actual ex (un poco enredado el asunto, pero bueno), quien dijo que quería hablar un rato con ella. Al verlo suplicante, le dije a mi ex que vaya y converse con él y arregle lo que tenga que arreglar, pero que no se demore, y la iba a esperar a prudente distancia.

Pasan un par de minutos y de pronto escucho:

- "¡Déjame!"
- "¡No!, ¡tu eres mi mujer!"
- "¡Déjame ir!" ...
luego, en cuestión de un instante, veo claramente cómo el sujeto la golpeó de tal forma que la llevó a caerse sentada. Acto seguido la veo tirada en el suelo mientras su ex intentaba arrastrarla (y no creo que precisamente a su cueva...o tal vez sí).

Mientras sucedían aquellos vergonzosos e infortunados sucesos, dignos de los más trágicos culebrones venezolanos, decidí intervenir en el acto para detener la escenita que se estaba poniendo color hormiga. Voy hacia el auto y extraigo el bokken que siempre llevo conmigo para casos de contingencia en los que la única solución es la violencia.

- "Seguro me has dejado por él" , escuché exclamar al tipo, medio borracho y llorando a moco tendido, tanto así que mis ganas de reventarle la mitra y meterle el bokken por el orto aminoraron un poco al pensar en lo patético de su estado (y que quizá me manche de sangre la ropa), mientras otro "No tengo nada que hablar contigo, ¡déjame!" se dejaba oír mientras me acercaba a toda prisa.

- "Ya oíste a la señorita, ¡déjala ir en este momento!"
- "Tu...tu..... ¡ella es mi mujer!" , alcanzó a balbucear y la jaloneaba, mientras yo me acercaba amenazante.
- "Bueno, tú lo has pedido" , dije tranquilamente mientras le reventaba el bokken en la panza.

¡¡¡PFFFFF!!! se escuchó mientras el tipo se retorcía de dolor mientras seguía sujetando a Jen. Terco nos había salido el concha. Fue que atiné a descargarle otro certero golpe, esta vez en el brazo, que hizo que la soltara.

- "¡Conchatumadre, tú has arruinado mi vida!" gritaba sollozante en el suelo ... mientras yo miraba a Jen y le preguntaba si estaba bien, el tipo se quiso hacer el listo y sujetó el bokken con las dos manos, pretendiendo quitármelo.
- "¡Suelta eso, baboso!" le grité mientras el tipo intentó en vano golpearme en la cara, pero sus golpes fueron tan misios que en realidad ya no quería pegarle más... pero la situación obligó a que siga recibiendo su lección, fue entonces que atiné a meterle una patada en la 'genitalia' con una de mis botas.
- "¡Agghh!" , y el tipo cayó desplomado en el suelo retorciéndose.
- "Vámonos de acá, súbete al carro" , le dije a Jen mientras le abría la puerta. Y me aprestaba a subir cuando el tipo se levanta otra vez pero en esta ocasión, gente de un grupo que estaba chupando chelas al lado de su 4x4 lo agarraron mientras el tipo gritaba incoherencias. Mientras esto último, nos largamos de ahí.

Y bueno, esa fue la última vez que el tipo se nos apareció. Esa noche me convertí en héroe, garché, y encima me bajé a un marrón en el proceso.


Bokken.

-
Herr Hauptmann.

viernes, febrero 17, 2006

"LO QUE PASA POR NO QUERER ESCRIBIR"

De chibolo, yo tenía corona…

Debo explicarme al momento: yo estaba en el mismo colegio que Lizard y Dragon y la diferencia que había entre los mencionados y yo era que mi madre era (y sigue siendo) prácticamente la fundadora de mi colegio; lo cual me permitía hacer barrabasada y media y salir libre de toda mancha (algo así como salir directamente de la cárcel, pasar por “GO” y cobrar 200).

Y por ser quien era, tenía un montón de beneficios extras, entre los cuales estaba el no llevar cuaderno alguno de ningún curso. Y no los llevaba porque me exoneraron de ello o algo por el estilo, sino porque ME DOLÍA ESCRIBIR.

Al parecer, en primaria no aprendí muy bien a coger el lápiz (actualmente los cojo con 4 dedos) lo cual devino en un dolor de la gran siete cada vez que quiero escribir (a mano) más de 4 líneas (en papel A4 de 90 gramos). Gracias a Dios, ahora existen las computadoras y por fin me libré de del suplicio chino de escribir cualquier cojudez que tenga que hacer (o me manden hacerlo). Hasta el día de hoy sigo buscando al inventor del teclado para hacerle el amor, en forma de gratitud.



Yo en el colegio (o “cole”, como lo llaman las estúpidas que tienen añoranzas con los centros educativos de la niñez) sacaba muy buenas notas (de 18 para arriba en exámenes, prácticas y demás) pero en cuaderno me jalaban, haciendo que mi promedio baje al rango de 12 a 14. Ninguna profesora me exigió alguna vez cuaderno ya que sabían que yo aprendía muy bien los cursos (aparte de la influencia que ejercía la amistad de mi madre con las mencionadas), pero hubo una profesora que trató de ponerme en vereda: le decíamos “la Tota”…

La Tota es una señora, acercándose al grado de mamacha, que gozaba con un gusto alucinante para vestir: camisa morada con falda fucsia y zapatos verde palta, sazonando todo esto con unas buenas medias color marrón (color al que todos en este blog le tenemos aversión). Cada vez que me preguntaba por mi cuaderno, se ponía histérica al ver que no existía ninguno Bueno, la cuestión es que la Tota (que enseñaba el curso de física), al empezar cuarto de secundaria, me hizo una promesa que no olvidé en los 2 años que me restaban de colegio:

- “Elmo, te prometo que tu no te vas a graduar”

Y dicho lo anterior, empezó su labor de minado hacia mis notas. El primer bimestre saqué 07, el segundo saqué 09 y el tercero saqué 08. Cada vez que ella me veía, se reía maquinando quién sabe cuantas maldades necesarias para jalarme de año y hacerme pasar a vacacional. En los exámenes que ella me endilgaba, sacaba 18 a 20, pero sospecho que ella bajaba mis notas en el registro para poderme jalar. Estábamos ya en cuarto bimestre y necesitaba como mínimo un 20 para aprobar cuarto de secundaria, pero yo estaba tranquilo ya que tenía un as bajo la manga: La Feria de Ciencias tenía como premio un 20 bimestral al mejor trabajo de cada año. Resumiendo: ¿Adivinen quién lo ganó? ¡YO! Y encima, el trabajo era grupal, así que lo hice yo sólo y a cada uno de mi grupo (fuimos 6 en total) les cobré la módica suma de 50 nuevos soles (del año 1992) que en ese tiempo eran como 100 cada uno y salí beneficiado por ambos lados.

La Tota echaba chispas, su plan se frustró en ese año y esta vez era yo el que me reía al verla pasar, pero ella decidió sacar la artillería pesada: al año siguiente, cambió todas las reglas del juego. Ella, al ser jefa del área de ciencias, modificó los reglamentos para que el premio fuera de un 20 en nota mensual. Literalmente, me cagó.

Y al comenzar mi último año de secundaria, sentenció:

- “Elmo, tal vez habrás pasado cuarto, pero te jalaré en quinto y no te vas a graduar”

- “¿Sí? Bueno pues, ¡INTÉNTELO! Yo le aseguro que me voy a graduar”

Y empezó la misma jarana del año pasado: el primer bimestre tuve 06 y el segundo 07. Ya no tenía la feria de ciencias para salvarme el cuello, así que opté por una táctica más agresiva. Empezando el tercer bimestre, en una de sus tantas clases, la Tota me pidió mi cuaderno una vez más (como diciendo “¿ya ves lo que te pasa por no tener cuaderno?”) y yo le respondí una vez más que no tenía (soy camanejo, y no cejo). Bueno pues, la doña empezó a gritar con todo (para variar) delante de todo el salón y en ese momento decidí llevar a cabo mi plan de acción. Me paré de mi asiento como un huracán y delante de todo el salón le grité:

- “Ya estoy harto de usted. Me tiene hasta la coronilla. ¿Quiere gritar? Entonces me va a gritar, ¡¡pero delante de la directora!!”

Y salí del salón (metiendo un portazo de salida) con rumbo a las oficinas de la directora del colegio. Obviamente, la Tota me siguió a 2 metros de distancia (se retrasó porque mi actitud la dejó perpleja). Ni bien llegué a la oficina de la directora (la corona me permitía ingresar a cualquier área del colegio sin cita), le dije:

- “Sor Fanny (monja canonesa): Buenos días. Acabo de tener un serio problema con la profesora de física y en estos momentos ella vendrá a explicarle su punto de vista sobre el mismo.”

La directora se quedó perpleja, ya que no se esperaba una visita mía a esa hora del día y menos que le presentara un problema de un solo bocado. Y antes que la directora dijera “esta boca es mía” entro la Tota como una tromba (o trombón, depende de cómo se le mire) y empezó a vociferar como demente:

- “Sor Fanny: este niño me ha faltado el respeto, ¿como es posible que me azote la puerta del salón y que ni me haga caso? ¡Y encima es un pésimo alumno! ¡Exijo que se le suspenda del colegio de inmediato!”

- “Elmo, ¿qué ha pasado entre la maestra y tú?”

- “Sor Fanny: Si he salido de la forma en que lo hice del salón es porque ya me cansé de las artimañas que esta profesora ha usado contra mí. Desde el año pasado, esta profesora me ha prometido jalarme de su curso y no graduarme. El año pasado me salvé por la feria de ciencias, pero esto año ella cambió las reglas a propósito y ahora no me puedo escapar de las notas que me está poniendo. Su actitud es de las peores que he visto, y ella no merece el título de maestra, ella sólo es una profesora…”

- “Elmo, yo no te estoy desaprobando, tus notas te desaprueban: no estudias ni tienes cuaderno. ¿Y me acusas de desaprobarte por las puras? Encima eres un mocoso malcriado”

Y fue el momento preciso para meterle el balazo que estaba deseando desde principio de año.

- “Sor Fanny: Ella dice que mis notas son pésimas, y tiene toda la razón; pero mis notas son pésimas en lo que a presentación de cuaderno se refiere. Mis notas de exámenes son de 18 a 20, pero la profesora nos muestra los exámenes y se los queda. Pues bien, yo tengo copia de cada examen que he dado desde que empecé el curso de esta profesora y las tengo en mi mochila que está en mi salón. Ahorita mismo traigo todos los exámenes y verá que mis notas en el registro NO CUADRAN con las notas de mis exámenes. Y si yo estoy equivocado, entonces no me suspenda sino BÓTEME DEL COLEGIO”

La Tota se puso del color de la caca, ella no sabía que yo tenía acceso a la sala de profesores y que sabía que ella me bajaba las notas de 19 a 13; y tampoco sabía que yo tenía copia de todos los exámenes (cosa que en realidad no tenía, pero me la estaba jugando como en el póquer; además a mi nadie mi iba a botar del colegio debido a la corona).

La directora vió la cara que puso la Tota y se dio cuenta de todo. Lo único que me dijo fue:

- “Elmo, regresa a tu salón. Yo conversaré en este momento con la profesora”

Y regresé al salón riéndome.

No se que habrá pasado en la oficina de la directora, pero cuando volvió la Tota al salón no me miró para nada. Y desde ese día nunca más me dijo nada.

Aprobé el curso de física con un 14 y me gradué. Y el día de la graduación, después de terminada la ceremonia; los profesores y los alumnos conversaban y se abrazaban alegremente (algunos con lágrimas en los ojos, supongo que de alegría al pensar en no volver a soportar a tanto estúpido que uno conoce en la época colegial). Y alguien se acercó por detrás de la Tota y le tapó los ojos; ella se volteó diciendo:

- “Seguro que es mi alumna preferida, Silvia…”

Cuando volteó, se quedó muda y lívida al comprobar que no era Silvia sino yo. Y lo último que escucho de mí fue:

- “Te dije que me iba a graduar, y me gradué VIEJA CONCHATUMADRE”

Y me fuí para no volver. Lo malo es que nunca me corregí la postura para agarrar el lápiz y hasta ahora me duele cada vez que escribo...

Por eso llevo mi teclado a todas partes.

jueves, febrero 16, 2006

"FIESTA DE CUMPLEAÑOS"

Como habrán podido apreciar, tenemos un nuevo integrante en El Rincón del Lagarto: Mi amigo de la infancia, TopGun, y nos conocemos desde que tenemos tres años de edad.

Creo que la principal característica de ambos, es que juntos eramos dinamita; es decir, prácticamente tenemos el mismo carácter en materia de joder a los demás, los dos éramos campeones en sacarle canas verdes a nuestras respectivas madres, joder a nuestras hermanas, y hacerle la existencia a cuadritos a las empleadas, todo esto cada quien por su lado, así que, cuando nos juntábamos, ya que nuestras madres son como hermanas, era algo así como meter setecientos gramos de Uranio-238 en un licuadora, y nuestras pobres madres nos tenían que tratar como un frasco lleno de nitroglicerina.

Recuerdo que en un cumpleaños de Carelí (la hermana de TopGun), --de esos donde todos están en la sala, con la musiquita de los 80's y los bocaditos en la mesa-- solo habían un par de antisociales jugando MaxPlay en el cuarto, y eramos nosotros, jugando --en esa época-- Super Mario Bros. 1.

Antes de continuar, debo decir que aquel incidente jamás hubiera sucedido si no nos hubieran jodido la pita con el disco rayado de siempre : "¡Oigan! ¡Vengan para acá de una vez, que la fiesta no es en el cuarto sino en la sala! ¡Par de malcriados!"

Nosotros somos bastante tranquilos hasta que nos empiezan a meter la púa --sobre todo con algo que no queremos hacer-- y es ahí precisamente donde empiezan los problemas. Mi tía Liz, había tenido la maravillosa idea de amenizarnos la fiesta con una banda en vivo de rock, integrada en su totalidad por amiguitos del barrio de TopGun, pero a nosotros simplemente nos importaban un carajo todos los presentes. Fué así que llegaron Martín, Juan y Claudio. Tres pelotudos dispuestos a tocar las guitarritas para el delirio de las niñas. (entre ellas nuestras hermanitas menores)

TopGun y yo, ya habíamos decidido --unilateralmente, por supuesto-- que el concierto debía cancelarse, ya que no teníamos las mínimas ganas de escuchar huevadas, pero el tiempo insobornable corría contra nosotros, pues los muchachos ya estaban desempacando las guitarras para inciar el concierto.

En ese mismo instante, ví la luz al final del túnel, y decidí cargar con los cables eléctricos y plugs de las guitarras, y las trasegamos al cuarto de TopGun. --"Ya huevón, las tiramos por la ventana al contenedor de basura y de esto no se entera ni Dios"-- Pero no habíamos contado con que nosotros SIEMPRE vamos a ser los culpables, así que no era necesario que nos restregaran las pruebas en la cara, pues, obviamente, en la reunión no había otros hijos de puta más que nosotros dos, así que la culpa nos cayó directamente y sin trámites ni investigaciones.

Volvimos a la sala y el panorama era desolador e hilarante a la vez. Los dueños de las guitarras --con cara de circunstancias-- buscaban sus cables sin éxito, mientras que nosotros dos procedimos a acercarnos a la mesa de bocaditos a servirnos mazamorra, con la misma hipocresía de la araña, que, si está tejiendo, no es precisamente para confeccionarse una chompita.

Mi tía Liz nos miraba con una expresión asesina, pues, ya nos conocía y sabía perfectamente la clase de joyitas que eramos, además de ser los únicos seres que se reían a carcajadas ahogadas, con los vasitos de mazamorra en las manos. Se nos acercó, con la voz cargada de balas, y nos pidió que devolviéramos "inmediatamente" los cables, mientras nos prometía una fantástica paliza a escobazo limpio si no lo hacíamos. Naturalmente eso era imposible, porque los cables ya no los teníamos, así que se armó un quilombo de la gran siete, porque los dueños de las guitarras nos querían matar.

Al final nos mandamos mudar, --como era lógico, porque todo nos importaba un pito-- afuera del departamento a conversar con otros chicos del edificio, mientras mi tía Liz le daba su pedazo de torta a Martín para que no llore, mientras Claudio, tratándo de desconectar su guitarra, metió la mano al enchufe vulcanizándose las nalgas de un solo viaje.

Al final, continuamos con nuestra partida de MaxPlay, pero, ¿ Hacernos llegar tan lejos por un poco de paz y tranquilidad? ¡No hay derecho, digo yo!


lunes, febrero 13, 2006

"GUERRAS MARRÓNICAS RELOADED"

El fin de semana me encontraba plácidamente tirado como una araña peluda en mi cama, viendo películas, cuando me pasaron la voz de un tal "ocraM", que haciendo gala de una increíble mentalidad de vieja chismosa, había escrito un artículo sobre El Rincón del Lagarto.

Tengo que reconocer que tras haber leído su blog, tiene una que otra noticia interesante por ahí, aunque un poco carente de originalidad por cierto. Pero en fin, cada quien hace de su espacio lo que le da la gana.

El problema es que llegó tarde a la repartición de tickets, porque este bendito tema del "Racismo-Nazismo-Marrones" ya fué anteriormente tocado y criticado por otros borreguitos más, --que son los mismos retardaditos de siempre-- con la única salvedad de que ahora "ocraM", tuvo la peregrina idea de consultar tinterillos, instar a los lectores a reportar mi blog como "contenido potencialmente cuestionable" y, llegando al último estertor de la ignorancia, amenazar sutilmente con "aplicar el articulo 323 del código penal" o a los autores del blog, o a los directorios de blog peruanos. Al leer tanta estupidez junta, mis ojos no pudieron mas que llenarse de lágrimas (de risa, naturalmente)

Personalmente nunca he podido comprender como es que hay gente que se dedica a chismosear como vieja criticona de callejón. Yo supongo que este tipo de complejos viene desde la infancia, cuando se dan cuenta que siempre es más fácil acusar con notitas a los profesores, que ponerse los pantalones como varoncito que es, y tomar al toro por las astas y no dejarse lornear. Luego va llegando la pubertad (y al mismo tiempo es cada vez más pegado a la mamá) y van comprendiendo que tienen una afinidad por escribir, (y por ponerse ropa interior femenina, pero de esto no se entera ni María Santísima) y a la vez también les encanta el chisme y la alcahuetería, convirtiéndose en esos seres tan repugnantes que son los acusetes. Lo demás es historia: van a la universidad, estudian periodismo, donde algunos terminan de desarrollar lo que se conoce como "Síndrome de Urraca Correveidile", buscan un trabajito que les sirva de catapulta para este tipo de estupideces, y voilá... como resultante tenemos a uno de estos tipos.

No entiendo, si tantas ganas tenía de tratar el tema desde hace mucho tiempo, lo debió hacer, y no caer en la mediocridad de tocarlo cuando el asunto está más recalentado que calcetín de cartero, y tampoco caer tan cándidamente en las garras de la ignorancia, --siguiendo el fantástico consejo del "abogado-que-no-sabe-lo-que-dice"-- y no informarse antes (cosa que es el "101" de su profesión) de decir que "los directorios de blog nos promocionan"(?), dejando en claro, de esta manera, que, si hay alguien quien se deba llevar el premio mayor a la Idiotez Químicamente Pura, es él y no está dispuesto a dar tregüa por nada ni por nadie.

De todas maneras, "ocraM", te dejo un par de recomendaciones:

1.- Puedes marcar el flag cuando quieras, pero naturalmente, primero tienes que encontrar la barra de navegación en mi blog.

2.- Al asearte, procura no insistir en meterte el hisopo en la oreja cuando sientas que ya no puede entrar más, pues estos son los resultados.

A pesar de todo me pareces un tipo divertido y me has caido simpático, así que para ayudarte un poquito, te voy a linkear por aquí, pero tienes que prometerme que te vas a portar bien. :)

miércoles, febrero 01, 2006

LOS CARNAVALES

Les soy sincero, cuando eres adulto los carnavales ya no son tan divertidos como antes, menos cuando trabajas por una zona en donde mojar a la gente se convierte en el deporte distrital por excelencia.
Lo más paradójico es la gente que se dedica a joderle la vida a los trabajadores que salen hambrientos al medio día, no saben lo que es agua por 3 días seguidos y el único liquido que fluye sobre su piel es el sudor que emanan de esos poros colonizados por la mugre.
Muchas veces he tenido que dejar del lado la caballerosidad que me caracteriza con el sexo opuesto y con un sonoro ¡¡QUE PASA CONCHA TU MADRE!! , he tenido que salvar el día .
No voy a negar que yo también me he divertido mojando a gente inocente en el mes mas húmedo del año, pero solo los días domingos y hasta cierta edad, que agarras conciencia en que no a todos les gusta que los bañen. He tenido la suerte de ver a una heladera enfrentarse sola una pandilla de carnavaleros con una cachiporra a base de alambres, era un espectáculo verla ondear ese artefacto por el aire, borrándoles esa risita burlona de un bollo de alambre en la jeta.
Algunos aprovechan para dar rienda suelta a sus mas bajos instintos sexuales, con el pretexto de pasarle betún por el cuerpo a cualquier chica que se le ocurra pasar frente a ellos. Prácticamente es una violación. Claro que algunas chicas que no son muy agraciadas físicamente aprovechan esa temporada para tener a un hombre tocándola por única ves en el año.

La clásica que hacíamos con mi grupo de amigos, era tirar globos con agua a los “micros”. Una vez tres de mis amigos no tuvieron mejor idea que ponerse a mojar a las 10 de la mañana a los ómnibus. Para buena suerte de ellos, tres certeros disparos fueron a dar directamente a la humanidad de un policía que se dirigía a su centro de servicio. El agraviado actuó con una velocidad impresionante – Si así actuaran contra la delincuencia—haciendo parar el vehículo instantáneamente. Mis amigos fueron capturados con las manos en la masa. Casi se los llevan, pero el rápido accionar de la turba de vecinos hizo dudar al uniformado de llevarlos a la dependencia policial más cercana. Cuando reaccionó mis camaradas habían desaparecido.

Cuando eres estudiante tiendes a caminar mucho por las calles, por esa razón tenia que andar protegido contra la delincuencia. Llevaba un “NUNCHAKO” -- mejor conocido en el ambiente marginal como “WUANCHAKO” – en mi mochila. Casi llegando a mi casa en la noche, a un par de divertidas carnavaleras se les ocurre aventarme un par de globos. Fue muy tarde para esquivarlos. Así que cogí un par de piedras y me ensañe con un par de lunas de esa casa. Como era de esperarse salió por la ventana un señor con cara de pocos amigos a recriminarme.

- ¡¡Oye que pasa carajo!!
- ¡¡ BAJA PUES CONCHATUMADRE QUE ACABAN DE MOJARME!! Atine a decir

Claro que no se imaginaba la sorpresita que le iba a dar. Bajó corriendo con su sobrino para sacarme la mugre e instantáneamente les bajé las revoluciones con un par de “NUNCHAKAZOS” en las rodillas al mejor estilo de las películas de kung fu. Lo que me extraño fue que salieron por la casa del costado y no por la que le había roto la luna. En los días siguientes después del incidente me enteré que la azotea y el primer piso le pertenecían a la familia de las chicas que me mojaron, pero el segundo piso tenia una puerta que comunicaba con la casa del costado. Piña pues.

En el malecón del distrito de Miraflores los días domingos específicamente. Bajan las parejas de enamorados de todos los conos de lima a chapar de los mas rico tirados en el jardín. Esto hace que grupos de chicos y chicas pasen en camionetas que tienen la tolva abierta y los mojen a toditos a diestra y siniestra. Hace 5 años aproximadamente, estaba mi enamorada y yo paseando tranquilamente por el malecón, comiendo unos helados – yo comía un helado de chocolate en vasito – cuando de pronto siento que me cae un globazo por las piernas. Me habían mojado hasta el calzoncillo. Como hay que saber perder, le dije a mi media naranja para ir a su casa a secarme la ropa. Al darme media vuelta, a los lejos divisé una camioneta con varios chicos y chicas mojando a todas las parejitas que se revolcaban en el césped. De verdad me alegraron el día viendo como se separaban automáticamente al sentir que el agua fría enfriaba sus pasiones hoteleras. Pero cuando la camioneta estaba a unos cuantos metros de mi. Reaccione y me vi como un blanco perfecto. Así que me preparé. Cuando pasaron a mi costado todo fue en cámara lenta. Aún recuerdo la cara de la chica, con el globo en la mano, esa cara de alegría pensando en que me iba a mojar. Solo estaba a un metro mío.

!!TOMA MIERDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!

Apretando los dientes con la cara enrojecida y los ojos desorbitados le tire el vasito de helado por la cara, al mejor estilo de un beisbolista profesional. Obligándola a ser marrón, así no le gustara. La camioneta siguió avanzando y se fueron gritando desesperadamente. A veces justos pagan por pecadores.
Cuidado que en ves de agua les tiran otro tipo de liquido saladito y amarillento que emana de las profundidades humanas. SUERTE