miércoles, noviembre 23, 2005

"LAS CRÓNICAS DEL GALLO CAVACHO"


Como ya es de conocimiento de algunos lectores, nuestro amigo Vico Cavacho, ya ha participado como personaje principal en un par de posts:

-"Necesito Maestro Panadero"

-"Cuánto puedes gastar en un día"

Nuestro amigo Vico, -al cual queremos y estimamos mucho- goza de un carácter más bien alegre y extrovertido, romántico, y chelero como él solo. Se levanta todos los días a las 5:00am, sin importar que la noche anterior se haya acostado a las 4:30am, ganándose, de ésta forma, la chapa de "Gallo".

El problema, digamos, principal y bastante peligroso es que suele quedarse dormido de la manera más inverosímil, despertando la curiosidad, carcajadas, burlas y tomaduras de pelo por parte de la concurrencia cada vez que decide dormirse donde lo pille el parto. Es así que en algunas ocasiones su vida ha corrido verdadero peligro, y naturalmente, Vico nisiquera se enteraba, ya que tiene un sueño tan pesado que es la envidia de las piedras.

Así pues, sin más trámite, paso a relatarles un par de vivencias de nuestro amigo "El Gallo Cavacho"


"TOUR (IN)OLVIDABLE"

Como todos los Sábado por la noche, Vico había salido a buscar a sus primos en La Calera, para irse a tomar unas chelas a Barranco. Tomaron el taxi y se bajaron en "El Chifa", que de chifa no tiene nada, y, más bien, tiene todo el estilo de las mejores chinganas de medio pelo de Surquillo profundo, allá por Chicago Chico, donde el aserrín en el suelo, junto con el olor a úrea (también conocido como Acetonato de Berrinche) nos impiden perder el conocimiento pues lo recuperamos con la primera respirada.

Hasta acá todo bien, chelas van, chelas vienen, risas y bromas. Una camaradería envidiable. Luego Vico sale del local a "comprar unos cigarrillos", y lo siguiente que recuerda es que se despierta a la mañana siguiente en una casa que, a primera impresión, le resultó desconocida hasta que una señora -que resultó ser su tía- se acerca a él:

-"¡Vico!, por fin despertaste"
-"¿Tía?, ¿Qué hago acá?" -dijo Vico impresionado hasta el tuétano
-"No sé... Aldito te trajo, dijo que un taxista te había encontrado"

Así es. Un taxista lo había encontrado dormido en la vereda, en plena Avenida La Marina. Le dió pena, tomó el celular de Vico y entre sus contactos, apareció el nombre de su primo. (ya que "Aldo" empieza con "A", fué el primero que apareció en la pantalla) Lo llamó y le entregó a Vico totalmente dormido. La pregunta es: ¿Cómo es que saliendo a comprar cigarrillos en Barranco, termina tirado en La Marina?. Pues bien. Al regresar al local luego de comprar los cigarros, Los primos se paran y deciden irse al "Tequila's". Salieron; tomaron el taxi; y una vez allá Vico salió por la puerta principal, perdiéndose en la calle, y, luego comprobado por descartes, se metió a otro local, ya que toda la semana siguente le estuvieron llegando mensajes al celular de una discoteca de mala muerte, donde definitivamente tuvo que haber entrado, y dado su número junto con sus datos. Luego de la discoteca, aparentemente salió a comprar un sandwich para matar el hambre, y se quedó dormido en la calle, y fué ahí que el taxista samaritano lo recogió.

Es decir, una borrada de cinta bestial. Lo pudieron haber hasta violado por tarado.

"UN ERROR LO COMETE CUALQUIERA"

Vico se encontraba tomando con su tío. (Ya notarán en las sucesivas historias, que todas comienzan tomando) Pasaron las horas y ya cuando se encontraban bastante sazonaditos, decidieron enrumbarse a la Calera a seguir tomando. Cuando pasaban por el Puente Quiñones, ven a un par de lomos saliendo del Night Club "Decameron". Luego de palabrearlas un buen rato (cosa totalmente estúpida, por que único que se tiene que hacer es preguntar el precio) las chicas se subieron al taxi para ir a un hostalcito a matar la res, y aprovechando para tasar la mercadería durante el camino.

Entraron, cada uno con su respectiva pareja a los cuartos. Una vez dentro, Vico se sienta sobre la cama, y la chica apaga la luz, dejándolo sumido en la oscuridad sin poder ver más allá de sus pestañas. Vico le increpó y le pidió que por favor prendiera la luz, pues así no tenía gracia alguna. La chica encendió la luz, y pronunció estas terribles palabras:

-"Esteeee....flaco... yo creo que tu tío y tú se han equivocado" -dijo algo temerosa.
-"¿Equivocado en qué?" -puntualizó Vico, sin darle mayor importancia
-"Es queeemmm..."

En ese instante, la sabiduría decidió iluminarle el cráneo a Vico

-"¡No me digas que eres hombre!" -dijo Vico como quien súbitamente descubre que ha perdido la billetera
-"Si" -fué la seca respuesta del travesti.
-"Pero al menos serás operado, ¿no?" -inquirió Cavacho.

Antes permítanme hacer una pequeña digresión acá. Esta última pregunta formulada por Vico, es la que hasta el día de hoy recordamos todos, ya que, muy al margen de la equivocación (bastante estúpida por cierto), no hay que tener mas que un dedo de frente para darse cuenta que preguntarle a un travesti si "aunque sea" es operado es totalmente irrelevante.

-"No, no soy operado, así nomás. Así le gusta a los chibolos" -dijo el travesti.
-"Y la otra chica, ¿¿también es??" -dijo Cavacho
-"¡Claro que sí!"

Vico salió de la habitación, con el líbido transformado en un chupete de hielo, y se encuentra con su tío, sudadito y feliz, que salía de su habitación.

Tomaron el taxi de regreso y Vico, que no había hablado en todo el camino, le contó lo sucedido, a lo que su tío respondió:

-"Mentira. La mía si era mujer, si le toqué todito. Claro que a oscuras, ¿no?, por que me pidió que apagara la luz, pero sí era mujer...sí era"

Vico y su tío nunca más tocaron el tema.

lunes, noviembre 21, 2005

"PEREGRINAJE A MARCAHUASI"

Dicen que “las mejores cosas salen sin planearlas”. A veces si, a veces no.
Hace diez años, en semana santa, a Lizard y a mí , se nos vino a la brillante idea de irnos de campamento. A la aventura, ¿¿pero a donde??. MARCAHUASI.

Un lugar místico, rodeado de piedras gigantes con formas extrañas, un lugar sacado de otro planeta. Dicen algunos que ese sitio fue creado por los “Marcianos”.

La idea la carburamos en la mañana del jueves santo y teníamos planeado salir ese mismo día en la tarde.

Mi equipaje de viaje contaba de dos polos manga larga de algodón, un jean - el que tenía puesto - , un pantalón de buzo, un pasamontañas – para el frío- y mis zapatillas. Para comer metí en mi mochila-Bautizada la “Huevo de Perro” por Lizard- un par de paquetes de galleta grandes, unas 3 latas de atún y un par de limones para aderezar la merienda. Para tomar una botella de Ron, del más baratieri, los infaltables “fallos” y 20 soles en el bolsillo. Lizard llevaba algo parecido. Nuestras mochilas tenían una ligereza única, envidiada por cualquier experto campamentero y mochilero

Les voy a ser sincero, de campamentos no sabíamos ni mierda. Pero como entendíamos nuestras limitaciones, fuimos a Ñaña, a tocar la puerta de nuestro buen amigo "EL CLI".

- "¡Habla!, ahorita nos estamos yendo a Marcahuasi " dijo Lizard
- "Y eso nomás están llevando?, allá hace un frío de mierda " dijo el cli mirando nuestras desnutridas mochilas
- " ¿Tienes algún “sleeping” que nos prestes? " dije esperanzado

El CLI tenía uno playero, más delgado que un papel mantequilla y creo que ni su hermanita de 5 años entraba ahí .

- " Tomen, les va a servir de algo" dijo el cli
- "¡Oe! y esos periódicos? " dije algo sorprendido
- " Para el frío, eso los va a calentar" dijo convencido

Parecía que el cli tenía experiencia en acampar tapado con una caja de “SONY” como colcha y algunos “OJO” como sabanas.
Después de algunos “tips” de sobrevivéncia y su bendición, nos trepamos a una combi que iba directo a Santa Eulalia . El viaje hasta ahí estuvo sin novedad, con la ligera excepción de que la tía que venía sentada a mi costado tenia una pezuña que me hacia caer desmayado cada 10 minutos.

Cuando llegamos a nuestro primer destino, empezamos a indagar por algún transporte que nos llevara a Marcahuasi.

-"Esperen acá, que cada 20 minutos pasa una combi que los lleva" nos dijo un lugareño

¡Bacán!, que fácil iba a ser llegar hasta allá, con un par de combis al toque la íbamos a hacer.
Efectivamente a los 20 minutos de espera se aparece una “Custer” y nos subimos sin titubear

-"¡A Marcahuasi!"le dijo Lizard al cobrador , dándole el costo de su pasaje
- "Solo llego hasta cierto sitio, de ahí ustedes ven como hacen" dijo

El horizonte no se veía muy prometedor que digamos, ya estaba oscureciendo y quedarnos en medio de la nada sin luz, no entusiasmaba a nadie.

- "Sube, sube" dijo el cobrador

Pisaron la "combi" cuatro chicas, acompañadas de un pata que tenia cara de un pelotudo entusiasta.
Esa era nuestra oportunidad de hacer amistad con esos cueritos y amenizar nuestra estadía.

-"Hasta acá llegamos" dijo el cobrador

Ahí empezó la verdadera aventura, nos iban a dejar en medio de la nada con las hembritas y el marcianazo. Estábamos en un pequeño puente, sin nada de luz, a merced de lo que sea.

Para romper el hielo, Lizard le pregunta a una de las chicas:

- "¿Como te llamas?"
- "Carmen y tu? "
- "Lizard, y ese pata quien es?" por el pelotudo
- "Mi hermano y ellas dos son mis amigas"
- "Hay que tener cuidado con los terrucos por que paran por acá " dije

Después de comentar eso se enciende atrás mío una pequeña luz, volteo y lo veo al marciano este, leyendo con una linterna en la mano. Me acerque para ver que era y me doy con la sorpresa que era una bíblia.

¡A quien mierda se le ocurre leer la bíblia en medio de la nada carajo!, Y para colmo de la estupidez se escucha una voz bien parroquial que dice:

- “Oremos”

Ta madre eran mormones todo ese grupito, por eso algo raro les veía.
Para nuestra suerte pasó un camión todo destartalado que iba al pueblo de Huinco (después de Hinco sigue San Pedro de Casta, que es el pueblo de Marcahuasi)

- " ¿Choche nos puedes jalar?" dijo lizard
- " Si, ¡voy a Huinco nomá!" dijo el chofer con voz aguardientosa
- " Ya normal, hasta ahí " dije

Bajo el cholo y nos abrió la tolva de madera que parecía que el la había hecho.
Adentro habían unos 5 paisanos más, uno más borracho que otro.

Ya adentro y el camión en marcha me ubique junto a un borrachín que no se le entendía ni mierda de lo que hablaba, preferí eso a estar junto al marcianazo que estaba con las hembritas leyendo la biblia.

Lizard opto por pararse y disfrutar del panorama

- " ¡Oe! Dragón, chekea! "

Me paro y veo que en la trocha que iba pegadita al cerro, solo entraba el camión, el abismo nos invitaba a conocer el fondo. Encima el borracho que manejaba quería llegar rápido a su destino. Me senté. Nuestros amigos mormones seguían leyendo la bíblia, como si nada pasara.

Mientras más avanzábamos empezábamos a sentir la altura- a mil metros llegamos- , especialmente Lizard.

- " ¡Puta madre!, me está doliendo la cabeza " dijo Lizard
- " Te esta dando soroche mano " le dije

Al transcurrir los minutos el dolor se le incrementaba más y más. Parecía que Lizard se iba para la otra... y seguían leyendo la biblia.

A la hora de viaje llegamos al pueblito de Huinco. Un par de pistas principales, unas cuantas casitas y punto. Lo único bueno era que había luz.

- " ¡Ya bajen!, aquí me quedo " dijo el chofer

Nos abrió la puerta de la tolva y bajaron los mormones. A Lizard lo tuve que ayudar por que ese martilleo en la cabeza lo tenía al borde del colapso. A lo lejos se veía una montaña donde estaba la carretera camino a San Pedro.

- "Chibolos, pasando ese cerro esta el otro pueblo" nos dijo el tío huasca

Arrancó el camión y se fue. Ahora la cosa era como llegábamos hasta allá.

- " ¡Nos vamos a pie! " dijeron los fanáticos
- " ¿¿Que?? " dije mirando la montaña
- "Sí, vamos siguiendo la carretera " dijo una mormona
- " No, nosotros nos quedamos" dije mirando a Lizard que parecía que bailaba hula - hula con la mocha.

A los 2 minutos ya se perdían por el camino, siendo tragados por la oscuridad.
Cuando veo el reloj, eran las 8 de la noche y el sitio ya parecía un pueblo fantasma. Ni un alma, ni un perro callejero, nada de nada.

- "Oe, mano, vamos a tener que acampar acá nomás en la vereda" dije
- "Ya pe voy a sacar el sleeping " dijo moribundo Lizard

Cuando lo sacó, no le llegaba ni a la cintura, estábamos cagados. Acomodó las mochilas a modo de almohadas y calló en una.

Yo me quede despierto fumando y pensando en mi añorada camita en lima, en el cuerito que tenia en ese momento, la cojuda estaba en Miami y yo en un maldito pueblito a las afueras de Lima.
A causa de tanto cigarro, también empecé a sentir los estragos de la altura. Las horas no pasaban, veo el reloj y recién eran las doce de la noche. Decidí irme a dormir a la vereda.

12:00 M

Me hecho en la vereda y le quito un pedazo de “sleeping” a Lizard. Puse un poco de papel periódico el la vereda para calentarla.

1:00 AM

Hacía un poquito de frío pero era soportable. Pegué el ojo


2:00 AM

¡Lizard revive ¡ , sacó la cámara y nos tomo una foto en pleno jato. El flash de mierda me despertó de nuevo. Lizard siguió durmiendo. Pasaron 2 borrachos a nuestro costado y nos tiraron 10 céntimos.

3:15 AM

Nos despiertan unas luces, seguidas de un par de explosiones. ¡TERRUCOS! . Ya estabamos tan acostumbrados a eso que seguimos durmiendo. El clima era nuestro enemigo.

4:30 AM

¡CONSUMADRE! Que frío de mierda, el jean lo tenia congelado. Felizmente tenía mi buzo y otro polón. Me los puse encima. Estaba algo más caliente...

4:35 AM

Todo estaba helado de nuevo, Lizard también temblaba. Nos tuvimos que poner el periódico en nuestro cuerpo. La sección espectáculos del popular en los huevos para calentar al choche, sección política en el culo, deportes en las piernas. Bueno algo es algo.

5:00 AM

¡LA HELADA! Se nos acabo la gracia. Hasta los ojos se me congelaban, el frío me carcomía los huesos, quería la biblia en esos momentos para leerme un par de salmos. Ya ni pararme podía. Solo faltaba media horita más para sobrevivir.

5:30 AM

¡Y se hizo la luz! , parece mentira pero apenas aclaro se empezó a calentar todo. Me paré en una

6:30 AM

Pasó una combi que se iba a Santa Eulália repartiendo el pan.

- "Oe Lizard, mejor nos quitamos por que en marcahuasi morimos." dije
- "¡EHHHHHHHH!" contesto convencido Lizard

Chapamos la combi sin pensarlo y nos quitamos. 2 horas de camino, en una combi sin ventanas, no se podían ni abrir. La temperatura había subido de golpe . ¡Estábamos dentro de un horno carajo!
Y para colmo de colmos, el cholo paraba por todos lados repartiendo el pan.

Cuando llegamos a nuestro destino, bajamos con 2 kilos menos. Con un alivio maldito. Nos metimos un pequeño tour por el cementerio del pueblo y nos arrancamos para Lima.

Nuestro viaje duró menos de 24 horas. Llegue a mi casa y me miraron con cara de sorprendidos, entre sin decir nada. Me encerré en mi cuarto, me saqué unos restos de papel periódico, le di un par de besos a mi cama y me le tiré encima. Me quede con ella tres días seguidos. ¡TE AMO CAMA!

miércoles, noviembre 16, 2005

"ME HICIERON UNA OFERTA QUE NO PUDE RECHAZAR"

Iba caminando plácidamente -hace aproximadamente quince minutos- por el ya fallecido CENTRO COMERCIAL CAMINO REAL, cuando veo un letrerito que me llama la atención:

"Se Rematan DVD's Originales. 15 Soles"

Entré como para husmear entre, lo que suponía, serían los restos de la carnicería que de todas maneras se debió haber armado ante semejante ganga.

Luego de mirar con desencanto la vitrina, con títulos como "Legally Blond 2", "Terminator 3", "Anger Management"y demás porquerías, hago la última pregunta antes de salir del local:

-"Disculpa; ¿tendrás más películas aparte de las que están en vitrina?" -dije
-"Si, claro, un ratito"

En eso, sacó la colección original de Godfather. El Box Set de cinco dvd's.

-"Esteeeem....¿y estos cuanto están?" -dije tratando de hacerme el desentendido
-"Un ratito, voy a consultar" -dijo la chica tomando el teléfono y marcando un número

Supuse que llamaba al dueño, y que éste le diría "No, eso no está en venta". Las manos me temblaban dentro de los bolsillos del saco, y mis ojos no se despegaban de la carátula del Box-Set, de tal manera que creo que me voy a quedar con la imagen en la retina impresa durante tres días, porque cada vez que cierro los ojos -inclusive ahora mismo- veo la cara de Marlon Brando.

-"Si señor" -dijo la señorita- "Bueno... a ver, ¿cuántos son?....uno... dos... tre.... CINCO..... Hmmm... bueno, ya que lleva cinco se los dejo en cuarenta soles"

¡CUARENTA SOLES!. No terminó de pronunciar las palabras y le puse los billetes en la cara, mientras me desvanecía más rápido que un frasco de aguarrás abierto.

Ahora, mientras escribo estas líneas me imagino que a muchos de Uds. les ha pasado lo mismo. Anímense a comentarlo. :)

martes, noviembre 15, 2005

"LA NECESIDAD NO PERDONA"

La visita relámpago de Floricienta al Perú - Vino, en menos de 24 horas se forró en billete y se fué - y la conmoción que le causó a sus fans, me hicieron reflexionar sobre la humanidad de los artistas.

Muchas personas idolatran a estos seres que son de carne y hueso como todos.
Se desmayan, gritan, les da ataque de histeria, se cortan las venas. Como dijeron Servando y Florentino , “En el Perú hay puras cholitas aguantadas”.

Hace tres años iba seguido al cine de Larcomar que queda en Miraflores. Por casualidades del destino, siempre me topaba con Pedro Suárez Vértiz, el conocido cantante. El pasaba por ahí y era uno más, nadie le tiraba bola, eso sí, nunca falta una o un cojudo que le pide un autógrafo (no se para qué mierda sirve eso).

En una de ésas tantas veces, entramos a ver una película en la misma sala.
Por tanta gaseosa que estaba tomando, me dieron ganas de “hablar con pilar” y salí disparado para no perderme mucho de la película. Cuando entro al baño -que estaba vacío- veo un par de zapatillas y un jean conocido, ocupando uno de los “waters”. ¡Era Pedro!, estaba pasando un “fax” de acá a la china.
Mientras hacía mis necesidades, no pude dejar de escuchar los ruidos propios de la meditación. "Prrrrrr", "Psssss", "Pruak" , "Agghhhhhhhmm", ¡que tal concierto se estaba metiendo! Parecia que estaba componiendo una canción ahí dentro, su “water” era una rana. ¡Estaba arrastrándome de la risa!, Me tuve que sobreponer a ese pequeño episodio, me fui rápido y pensativo.

¿Que pensarían los fans de cualquier artista, si los ven en esa misma situación? ¿Le harían la guardia hasta que acabe para pedirle un autógrafo? Me cuestioné.

Cuando me senté, la película ya no era la misma. Solo pensaba en si cada actor iba al baño y con que frecuencia lo hacían.

Cada ves que escucho alguna canción de pedro lo recuerdo así y me dán unas ganas tremendas de ¡¡CAGARRRRR!!

martes, noviembre 08, 2005

"LA CAGADA"

El otro día me encontraba en mi casa, ya en la puerta de salida, pues tenía que hacer una diligencia urgente por Miraflores, cuando tuve el deseo impreciso de ir al baño. Sí; ese que es ligeramente identificable, y que nos promueve la lectura.

Como estaba apurado, decidí que me convenía más hacerlo después en cualquier otro lugar, pues iba con retraso. Craso error. Al estar ya cerca a Miraflores mi urgencia era realmente alarmante, así que decidí detenerme en un grifo para pedir prestado el baño, pero procurando no toser, para evitar un desastre.

-"¿Qué tal..?" -le dije al grifero- "¿Puedes prestarme tu baño?"
-"Está con llave" -repuso sin siquiera tomarse la molestia de mirarme- "pregunte en el market"

Realizando un verdadero esfuerzo sobrehumano, me acerqué al counter y le pregunté a la señorita:

-"Señorita..disculpe..¿las llaves del baño?"
-"Ah! señor... está ocupado... ahí está mi tío, ¿sabe?, y bueno, creo que tiene para rato por que recién le ha hecho efecto el purgante y...."

No quise oír más... regresé a mi auto y solo me concentraba en encontrar un lugar con baño y en contener la opinión de mi estómago que insistía en tomar la palabra y hacerme tocar trombón al precio que sea. Al rato veo un restaurante "cinco tenedores", (donde cuanto menos te sirven, más te cobran) y me estaciono para entrar al local.

A estas alturas ya estaba pálido, con el cabello erizado, la frente perlada de sudor, y con la certeza de que moriría en tres minutos, pues los esfínteres me habían declarado la guerra, y esta vez, era vencer o morir. Entré al restaurante, y le pregunté al maitre dónde quedaba el baño, con lo último que me quedaba de aliento y los ojos abiertos como platos, como hacen los sordos para escucharnos mejor

-"Si señor, al final del corredor, a la derecha" -me indicó

Llegué al corredor, pero no al final, pues había una cola de cinco personas esperando turno. No quiero describir aquellos diez o doce minutos -que parecián siglos- en los cuales tuve que hacer acopio de todas mis fuerzas y control emocional, para no estallar en gritos desesperados, darme de cabezazos contra la pared, o simplemente desvanecerme por el esfuerzo.
Cuando llega mi turno, sale un tipo gordo de bigotes pronunciando estas aterradores paralabras:

-"No hay nada que hacer, Se atoró el water... a ver, llamen a mantenimiento..."

No pude más... encontré una puerta con un cartelito que decía "Solo Personal Autorizado", y entré, pensando que tal vez encuentraría un baño para los trabajadores del restaurante; mas no fué así, sino que era un closet donde guardaban cubiertos, manteles y servilletas de tela. Debo confesar que no me siento orgulloso, pero la premura era tal que no me importó nada ni nadie, así que extendí un mantel e hice lo que tenía que hacer, con los ojos extraviados en un éxtasis de placer. Cuando me incorporé y me estaba arreglando la ropa para recuperar un poco la ecuanimidad perdida, abrió la puerta un encargado de seguridad

-"Señor, disculpe, esto es para personal autorizado. Debo pedirle que se retire o de lo contrario tendré que dar parte al administrador" -dijo solemnemente.

-"¿Parte?" -le respondí- "Para qué vas a darle parte... ten... dale todo." -dije mientras le entregaba la encomienda envuelta en el mantel


Luego salí por la puerta principal; reconfortado...


..y sin mirar atrás.

martes, noviembre 01, 2005

"EL BRICHERO"

¡Ay! si les contara...(Relato de Halloween)

Cuando tenía 8 años, mi tío Jacinto que radicaba en los “Yunaites” vino de visita con su esposa (una gringa riquísima) a Lima. Para que se sintieran mas a gusto en su corta estadía, mis padres que por esas épocas andaban con pocas monedad, mejor dicho sin ninguna. Se ofrecieron desinteresadamente -$50 dólares la noche- darle mi cuarto los días que estuvieran en Lima.

Fui mandado sin derecho a reclamo al cuarto de mi hermano. No se como nos acomodamos en una cama de media plaza. Me pasé tres días aguantando al mierda ese, que se manejaba una pezuña macerada hace varias semanas.

Pero iba a suceder algo que cambiaría mi vida. Una mañana me levanto apurado al baño para meterme una meada brutal, cuando abrí la puesta del baño me doy con la sorpresa que la gringa estaba bajo la ducha.

- ¡Uy! Atiné a decir
- ¡Don’t Worry,Baby! Dijo la gringa bien suelta de huesos

No le dije nada, salí coheteado directo al cuarto de mi hermano, cuando me di cuenta, la tenía más dura que poto de muñeca.
En los pocos segundos que la vi, noté su hermosa piel rosada, su cabello púbico rubio, sus piernas largas y contorneadas. ¡¡QUIERO UNA ASÍ !! dije mientras tenía las manos ocupadas.

Bueno paso el tiempo y fui creciendo. No tengo un físico admirado por las blanquitas peruanas. Soy trigueño, con facciones bien peruanas, ni mi nombre me ayuda - Armando Pucusanca -, lo bueno es que tengo una TREMENDA.... personalidad, que no se nota a simple vista.

Por recomendaciones de mi primo Richard, el año pasado incursioné en el negocio del bricherismo, me dijo que eso daba buenos cheques y que te divertías mientras trabajabas.

-" Se algo de Ingles, me gustan las gringas.... ummm, voy a probar" pensé

Mi centro de trabajo iba a ser la conocida calle de las pizzas. Así que la primera vez me puse bien pija y salí a hacer realidad mi sueño. ¡Tirarme gringas!

Después de darme unas 20 vueltas sin ningún puto resultado, estaba a punto de tirar la toalla. No se como veo un par de cabecitas amarillas.

- “Tranquilo loco, tranquilo” pensé

Con el nerviosismo no me había dado cuenta que estaba sudadito, las gotas se me escurrían por la cara, el pantalón lo tenía mojadito y mis tabas estaban enlagunadas. Me acerque como un verdadero semental cholo y dije.

- "Esteee, jelóu beibi, mai néim is ARMAND"

Las gringas me miraron con cara de asombro. Estarían sorprendidas por mi prefecto ingles. Me senté y trate de romper el hielo.

- "Drink... a... ummm Chela??" dije muy cancheramente
- “…….” No dijeron ni mierda

Ese silencio fue un si absoluto, para mí, así que me pedí una jarra de cerveza con los únicos 20 soles que me alumbraban. Acto seguido les pregunte sus “ neims “

- “¿Guat is yur neims? “
- “ Yo ser Lana y ella ser Michele “ dijo una gringa

Parecía que había dado resultado mis buenas frases en ingles, por que en próximos 5 minutos ya las tenía a las gringas encima.

- " ¿Cholito, querer ir a hotel? , pasarla bien "

-Estas gringas pendejas!! pensé.

- "Vao, pé"

Fuimos caminando a un pequeño hotel que quedaba a dos cuadras y donde ellas estaban hospedadas. Entramos a la habitación y se desvistieron en menos de 5 segundos, ¡Calatitas las tenía!

- "¿Tomar algo?" dijo una de ellas
- "si, si" dije nervioso

No se de donde chucha me saco el vaso lleno de trago, me lo tomé de un solo sorbo…

Cuando desperté estaba tirado en la cama, pero el lugar era medio extraño, no parecía el cuarto de un hotel. Había gente quejándose. ¡Estaba en un hospital!

- " ¿Señor, se encuentra bien? Ha dormido tres días seguidos "
- " ¡¿Que?!. Las gringas donde mierda están, ¿se encuentran bien? " dije preocupado
- "¿Que gringas señor? Lo han encontrado tirado en un descampado. Con mil dólares en el bolsillo"
- "¿No entiendo ni mierda?"
- "Señor, a usted le han quitado un riñon, pero no se preocupe parece que se lo han sacado con cuidado"

Lo peor de esos acontecimientos es que no les toque ni una nalga a esas gringas mafiosas carajo, esos mil dólares por mi riñón no me alcanzaron ni para una semana de medicinas y pa concha me han detectado cáncer a la vejiga.

Este es un caso de la vida real, piensen dos veces antes de meterse con una extranjera regalona.