martes, setiembre 13, 2005

"NECESITO MAESTRO PANADERO"

CASO DE LA VIDA REAL:

Hola, me dicen "El Gallo Cavacho". No por que sea mechador o avesadito, ni tampoco por sea pechón o lleve chavetas en las tabas. Me dicen así por que me despierto a las 5:30 de la mañana, todos los días sin excepción, aunque me haya acostado a las 4:00am. Soy de La Victoria, y mi familia, los Cavacho, tiene un próspero negocio, que, como el aceite, son 3 en 1: Panadería, Bodega y Cabinas de Internet.

Esa noche despegué el párpado izquierdo a las 5:25am, y me dije: "Cinco minutitos más de sueño", cuando una figura ingresó a mi habitación, y se sentó en la cama con la inconfundible intención de conversar conmigo:

-"Vico, Vico... despierta... sabes lo que pasó, ¿no?"
-"Bueno, hace como dos horas sentí que pasó por la calamina el gato del vecino, no sé cuándo van a..."
-"¡No cojudo! si sabes lo que sucedido"
-"No, no...no...¿qué paso?" --dije todavía en el limbo
-"Una desgracia....una desgracia, hijo..."
-"¿Cómo, cómo? ¿qué pasó papá?" --dije abriendo los ojos como faroles
-"Han robado... se metieron al negocio y se han tirado todas las computadoras de la cabina"
-"Puuuuuuta...mi heren...digo, ¡¿qué?! ¿cómo así?"
-"Así es, todo se han llevado, todas las computadoras...ahora no sé que vamos a hacer..."

Me levanté de la cama y acompañé a mi viejo hasta la panadería. Antes quisiera hacer una acotación: yo duermo a escasos cinco metros del negocio, los tres están en el mismo sitio, separados por una pared de madera, todo en mi jato.

La cosa había sido así: Según versión del panadero, --que en ese momento se encontraba mezclando la harina para el pan con talco, por indicaciones de mi viejo-- le dió un poco de sueño como a las 3:00am y decidió meterse un jatito entre dos sillas. En eso escuchó un ruido y tres hijos de puta lo encañonaron en el ojo, mientras otro, sin más trámite, usando una pata de cabro (por que conforme a lo que dijo el panadero, el choro tenía una pinta de rosquete que no se le quitaba ni bañándose en gasolina) pasaba a la zona de las cabinas y se llevaron todos los CPU's en un camión.

Yo le dije al viejo que ponga alarmas, pero este es más duro que cague de robot; filosóficamente me disponía a agarrar un Ciavatta con Bromato cuando sentí un lapo en la oreja izquierda:

-"¡¿Y tú cojudazo?! ¡Como siempre no oyes ni sientes ni mierda!, ¡Claro, si te quedas dormido hasta parado como pollo!, ¡Anda a tu cuarto carajo...!"

Caminaba de regreso a mi habitación pues ya se me hacía tarde para ir al trabajo, mientras pensaba en lo que me dijo mi viejo... era verdad, nunca siento nada, tengo un sueño de piedra. Recordaba también otros episodios vividos; una vez me quedé jato en barranco y desperté en la Av. La Marina, quién sabe como. Taxistas me han recogido en la calle y me han llevado a mi casa, y hasta me han asaltado dormido, pensaba mientras me desvestía para darme una ducha.

-"Me han podido hasta violar y...." --fué en ese instante que sentí un dolorcillo en la retaguardia. No le tomé mucha importancia, me metí a la ducha, y salí corriendo de mi casa a tomar el micro... y creo que me quedé dormido para no pensar, por que me levanté seis cuadras más allá de mi paradero y me habían robado el celular por octava vez en este año.

Tuvieron que cambiar de panadero, al otro lo botaron como a un perro por que quién carajos iba a creer esa historia de la siestecita a las 3:00am, y que no sintió como forcejeaban la reja y la puerta levadiza, con cuatro candados. Al final nunca se supo la verdad de como fué el asunto.

Ahora duermo bajo siete llaves, aún pienso en si será atractivo el asaltante, y concurro a discos de ambiente....ese asalto realmente me volteó..digo, me abrió los ojos.

-"Bueno muchacho, ya que eres nuevo acá, ándate a comprar la harina...toma la llave, pero ¿cuídamela ah? mira que acá estan las llaves de los candados y de las rejas"


9 comentarios:

Elmo Electrico dijo...

Pobre looser, con tipos como este, los ladrones tienen TODA la excusa del mundo para hacer sus fechorías..

digler dijo...

que feo q te cuadre un cabro, pero asi es la vida pues...

Dragón dijo...

ahora los choros están a la orden del día ... y de la noche. hay que estar atentos. evitar dormir con la ventana abierta, no queremos sentir a media noche algo raro por la espalda. no es broma

The First of the Gang to Die dijo...

que vendian en esa panaderia, rosquillas? o pan baguette xxl?

Herr Hauptmann dijo...

Supongo que Ambos.

lucia dijo...

jajaja que tal historia y los comentarios son dignos de ella

The Lizard King dijo...

Gracias Luciana,

muy interesante tu blog!

eruntale dijo...

jajajajaja q wena! esa clase de hechos surrealistas sólo se puede ver en lima! apuesto a q además de ser panadería, bodega y cabina en la tardecita venden huesitos broster o pancita con anticuchos... pero si son los reyes del recurseo... mmm y me olvidaba, escuchando cumbia en incasat!

Anónimo dijo...

I'll be back and dont sleep when we get in (your store).